jueves, 18 de febrero de 2016

"La costurera" de Rosalie Ham

Solo lleva un par de meses en las librerías españolas. Es la primera novela de Rosalie Ham y de ella se ha hecho una película protagonizada por Kate Winslet. El tema de la costura da mucho de sí en la literatura y en el cine. No me extraña. Representa un mundo fantástico, lleno de posibilidades, de texturas.

En España tuvo muchísimo éxito el libro de María Dueñas "El tiempo entre costuras", del que se hizo una preciosa y ajustada serie del mismo nombre con el protagonismo de una intérprete ideal, Adriana Ugarte. En esta novela el trasfondo histórico tenía un peso importante, mientras que en la novela de Ham es la vida personal, los errores del pasado y el peso de la herencia familiar, lo que supone el reto que la protagonista aborda con su regreso.

En el caso de "La costurera", la historia se centra en una joven que, tras pasar un tiempo en Europa, regresa al pequeño pueblo australiano en el que se crió. Dungatar es un sitio en el que todos los ecos del pasado resuenan con fuerza y donde resulta difícil empezar de cero, incluso siendo una reputada modista que ha cosido para clientas importantes de toda Europa. Tilly entenderá pronto que esa fama no le sirve de nada a la hora de enfrentarse a los fantasmas de su pasado y del pasado de su familia.

Se trata, en suma, de la oposición entre modernidad y tradición. La pujanza del cambio, representada en los cortes, las formas, los diseños, los colores y los tejidos, contra lo ancestral, contra lo que se ha considerado que debe ser permanente y sin cambios. La inmutabilidad del pasado, que no puede cambiar y que condiciona grandemente el futuro.

Esta es la primera novela de la australiana Rosalie Ham, nacida en 1955. The Dressmaker constituyó un éxito en su publicación original y ahora Lumen la ha publicado en castellano, dando a conocer a una escritora de la que no se tenían noticias entre los lectores de nuestro país. La narrativa femenina ha debido estar muy abandonada porque continuamente estamos conociendo a nuevas autoras que se traducen y que representan una estimable literatura, centrada en la vida cotidiana, en personajes sencillos y en aspectos emotivos y sentimentales. El desprecio al que se ha sometido y se somete todavía la literatura que parece estar hecha para mujeres y por mujeres, ha sido seguramente el detonante de esta absurda situación. Demasiado olvido.

La novela presenta a Tilly Dunnage, una talentosa muchacha que, tras muchos años de trabajo como modista en exclusivas casas de moda de París, regresa a su casa en la pequeña localidad de Dungatar para corregir los errores del pasado. A su vuelta empezará una historia de amor con Teddy McSwiney, papel que en la película interpreta Liam Hemsworth.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Realiza tu comentario dentro del respeto y la corrección.