lunes, 25 de diciembre de 2017

"Con el traje de los domingos" de Bernice Rubens

La cuestión está en que no puedo contaros demasiado de este libro porque, casi todo lo que cuente puede convertirse en spoiler. Y, creedme, aquí el spoiler es el fin de la historia. Eso sí, sabemos algunas cosas de George Verrey Smith, el protagonista, pero solo porque él nos las cuenta desde el principio. También sabemos que va a jugar con nosotros, que durante toda la narración va a convertirse en nuestro guía a través de su vida, que es, en realidad, su historia. 

Luego está Joy Verrey Smith, su esposa, con la que lleva casado diecisiete años. Ninguna esposa de las que conozco viviría un matrimonio como el de Joy y George Verrey Smith. Quizá ocurra lo mismo con vosotros. Tampoco conocéis un matrimonio similar. Sin embargo, ellos llevan mucho tiempo y no descartéis que puedan seguir juntos, aunque eso volvería a ser spoiler. 

El trabajo de George Verrey Smith (repito mucho su nombre porque él lo hace así y porque su nombre tiene un enorme significado en la historia) es muy sencillo, según se mire. Es maestro en un colegio privado, cuyo director es un pastor con muy mal carácter, pagado de sí mismo, que quiere controlar a todo y a todos. Pero no podrá. No le será posible adentrarse en la historia de Verrey Smith, maestro, ni tampoco en la historia del matrimonio. Sin que esto suponga contaros demasiado del argumento hay que decir que en el libro hay un par de muertes y hay también cosas poco correctas desde el punto de vista de la moral y, asimismo, muchos cambios de ropa, aunque eso ya lo dice el título. Realmente empiezas a leerlo, y esta es su principal virtud, y no sospechas ni por asomo que la cosa vaya a ir por los terrenos que luego pisas. Pero eso sí, empiezas a leerlo y ya no podrás dejar de hacerlo hasta el final. Esta es la segunda gran virtud del libro, la adicción a la historia de George, a qué hace y por qué lo hace George, a cómo influyen las cosas que hace en la vida de los otros y a sus soliloquios, esa forma de narrar las cosas con la que George nos hace partícipes de lo que cuenta. 

Porque, según está contado, los lectores somos los cómplices de George, en su vida y en la vida de la señorita Emily Price, o señora mejor dicho, porque es viuda y las viudas son señoras. Incluso hay un personaje que no aparece pero que está por aquí porque George quiere que aparezca continuamente para crearnos cierta confusión. Ese es su padre. Bueno, también aparece su madre pero más que nada por carta. Y algunos chicos del colegio que no son demasiado edificantes en su comportamiento. Y Parsons. No os diré nada de Parsons ahora pero es el que lo lía todo. 

No importa que no conozcas a Bernice Rubens, yo tampoco la conocía hasta ahora. No importa que este libro no sea un best-seller de esos que ves en las listas de ventas o amontonados en las entradas de las librerías (dicho sea de paso, esos libros amontonados tienes que comprarlos, más que nada, cuando no sabes nada de libros). No importa que tengas escasas referencias. Créeme, lee este libro. Vas a descubrir a una escritora que te dejará atónito. O atónita. Alguien de quien no puedo imaginar cómo logró poner en pie una historia cómo está que parece ser de costureras y termina siendo un thriller en toda regla. No me extraña que hayan hecho una película de otro de sus libros. Este libro debería ser una película y me imagino a Matt Damon de protagonista. Aunque quizá tenga la barba demasiado cerrada. Entonces, mejor Ewan McGregor, sí, eso es. 

Con el traje de los domingos
Editorial: Alba
Colección: Rara avis   
Número colección: 35 
Traducción: Íñigo F. Lomana 
Encuadernación: Rústica
ISBN: 97884-90653456 
Páginas: 192

Reseña de la autora (editorial Alba):
Bernice Rubens nació en Cardiff (Gales) en 1923, en una familia de inmigrantes judíos de origen lituano y alemán. Mientras sus tres hermanos se dedicaban a la música, ella se licenció en letras por la Universidad de Cardiff y en 1950 empezó su vida profesional. Trabajó cinco años como profesora en una escuela de Birmingham y luego inició una corta carrera como directora de documentales cinematográficos. En 1947 contrajo matrimonio con el comerciante de vinos y novelista Rudi Nassauer, que, veintitrés años más tarde, la abandonaría por otra mujer. Rubens publicó su primera novela, Set on Edge, en 1960. La segunda, Madame Sousatzka (1962) sería llevada al cine en 1988 por John Schlesinger, con Shirley MacLaine. En 1970 se convertiría en la primera mujer ganadora del Man Booker Prize con The Elected Member. Fue finalista del mismo premio en 1978 con A Five Year Sentence. Su última novela, The Sergeant’s Tale, se publicó en 2003, un año antes de su muerte en Londres.

1 comentario:

Recuerda que si escribes un comentario en este blog estás autorizando a que aparezca publicado con los datos que tú mismo aportes. Todo ello según la nueva normativa sobre privacidad.