lunes, 18 de febrero de 2019

"La caja negra" de Amos Oz


"La caja negra" es una novela epistolar en torno a una historia familiar de engaños, abandonos y dependencia. Ilana, Alec, Michel y Boaz son los cuatro protagonistas principales. La primera carta, la que dirige Ilana a quien fue su esposo, Alec, es la más intensa de todas, la que muestra cómo una mujer que ha sido abandonada tras su infidelidad, da cuenta a su exmarido de la situación en la que se halla ella misma y su hijo, Boaz, a quien el padre no reconoce. Ilana se ha vuelto a casar y tiene una hija con su nuevo esposo, Michel, un hombre aferrado a los preceptos de su religión que tiene una extraña forma de pensar y, sobre todo, de entender esa red de relaciones personales y familiares. Entre las cartas están también las del abogado de Alec, que pretende poner sensatez en sus acciones, y las de Boaz, escritas con faltas de ortografía debido a su ignorancia, a su alejamiento de toda instrucción y de todo lo que tenga que ver con obligaciones. Es un adolescente que se odia a sí mismo y odia todo lo que hay a su alrededor. 

El ritmo de las cartas es intenso. Algunas de ellas son desgarradoras. El desprecio sobrevuela la historia y es un desprecio que sienten tanto Boaz como Alec en relación con Ilana. Tampoco Michel parece tener sentimientos bondadosos sino que más bien tiene grabado a fuego cierto resquemor contra Alec, su situación económica boyante y su vida entera. Todas las pasiones se mezclan en un crisol que termina por sacudir al lector. Solamente Ilana mantiene su voluntad de encontrar alguna forma de redención, alguna forma de entendimiento. Y esa voluntad termina siendo definitiva, decisoria, en el desenlace. 

Las novelas epistolares tienen una forma especial de conmovernos. Porque son capaces de expresar muchos puntos de vista y te obligan a un ejercicio continuo de comprensión. El hecho de que Ilana y Alec hayan estado siete años sin hablarse cuando llega la primera carta de ella convierte ese hecho en una forma de abrir esperanzas, de rellenar la zanja de la separación. Las cartas van y vienen desde Estados Unidos, donde vive él e Israel, donde se ha quedado ella, con su hijo, su nuevo marido y su hija pequeña. Son dos mundos tan diferentes como se ven reflejados en las palabras de cada uno de ellos. El bienestar físico, la opulencia casi, de Alec, no tiene nada que ver con la pobreza en la que se mueven los otros. Y parece que eso hay que pagarlo de algún modo, al menos eso es lo que piensa Michel que, a pesar de su fanatismo ortodoxo no va a dejar pasar ninguna oportunidad de encontrar la forma de exprimir esa posibilidad. 

En cierto sentido, "La caja negra" es una novela de la destrucción. Los personajes están arrasados por sentimientos que no controlan, incluso en el caso de los que parecen más fríos y arrogantes. Las emociones han convertido las vidas de cada uno en un espacio indeciso en el que no se hallan a sí mismos porque no tienen escrito el relato real de sus vidas. Están indefensos en cierto modo, a la intemperie. Parece este el motivo por el que Alec responde a la carta de Ilana aunque no lo haga de inmediato. Parece que aquí hay más vida que en el resto de su existencia y que la infidelidad de ella no fue sino una forma de resarcirse del pecado de la vanidad y el orgullo de él. El final de la historia es, ciertamente, inopinado. Y termina por dejar sentado que en las luchas no hay vencedores sino muchos vencidos. 


La caja negra. Amos Oz. Editorial Siruela. Biblioteca Amos Oz. Traducción del inglés de Gracia Rodríguez. El libro fue escrito por Amos Oz en 1987 y publicado por Siruela en 2008, con una reedición reciente en 2019. 

Amos Oz (1937-2018) había nacido en Jerusalem. Es autor de una veintena de libros que han sido traducidos a 42 lenguas inició su carrera literaria en los años sesenta del siglo pasado con obras como Tierra de Chacales, y jalonada por hitos como La caja negra o Mi querido Mijael. En particular, cobró celebridad por Una historia de amor y oscuridad, la novela de tinte autobiográfico por la que fue aclamado en todo el mundo y que llevó al cine hace tres años la directora y actriz Natalie Portman. Fue galardonado con el Príncipe de Asturias de las Letras en 2007 y también obtuvo, dos años antes, el Premio Goethe, entre otros muchos galardones. Su texto de ficción más reciente, Judas, fue publicado en España en 2015 por Siruela, como la mayor parte de su obra. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda que si escribes un comentario en este blog estás autorizando a que aparezca publicado con los datos que tú mismo aportes. Todo ello según la nueva normativa sobre privacidad.