lunes, 31 de julio de 2017

"La última palabra" de Hanif Kureishi


Hanif Kureishi es un escritor interesantísimo. Uno de esos con voz personal, estilo propio y una prosa afilada, certera, pero llena de recovecos, en la que una se puede disolver con facilidad a veces y otras veces con resquemor. Tiene cosas difíciles y otras que inquietan. Pero desde que leí su libro "Intimidad", me ganó para su causa si es que la tiene o la tuvo. 

Nacido en Londres, de origen paquistaní, en 1954, ha escrito novelas y guiones de películas, algunos de ellos tan famosos como "Mi hermosa lavandería". Esta novela "La última palabra", se publicó por Anagrama en 2014 y ha llegado ahora a mis manos, de esa forma accidental pero quizá oportuna con la que los libros que leemos se acercan a nosotros. 

La historia tiene como protagonista a un escritor de tremendo éxito que tiene setenta y tantos años y una vida azarosa, que el gran público no conoce aunque intuye. Malhumorado, cabizbajo, prepotente, seguramente misógino, narcisista desde luego, lleno de manías, imbuido de su superioridad, ha ido dejando cadáveres a lo largo de su vida. Mamoon Azam, que tal es el nombre del sujeto, ha hecho desgraciadas a muchas mujeres y está en un momento delicado. Sus finanzas no corresponden a su gloria. Así, un editor despierto y borrachín decide que lo mejor para relanzarlo y para ganar dinero con sus libros, es escribir una biografía y se la encarga a un joven, Harry Johnson, que ve en el libro su gran oportunidad. Dejar de ser uno más y convertirse en alguien imprescindible en los círculos literarios. Conjurar así la amenaza, cierta en muchas ocasiones, de dar clases en un colegio de secundaria. 

Para poder escribir ese libro Harry deberá trasladarse a vivir a la casa que Azam comparte con su última esposa, una revoltosa italiana, veinte años menor, bastante interesada y propensa a los ataques de nervios, Liana y tendrá que rebuscar entre papeles antiguos, diarios de mujeres, charlas conseguidas a contrapelo con el protagonista, de manera que los acontecimientos irán sumando datos a lo que ya está en las hemerotecas. Los hechos, como dice Harry, confirmarán o negarán sus teorías acerca del genio. 

Esa mezcla de diversión y reflexión, esa prosa llena de provocaciones, esas situaciones cómicas y trágicas a la vez, ese tono de comedia íntima, social y personal, todo eso está en el libro. Y son ingredientes que te hacen disfrutar de la lectura, que te atrapan desde el principio y que te sitúan directamente dentro de la acción. Los conoces a todos, crees conocerlos al menos y ahí estás tú, una espectadora, atónita, sorprendida, regocijada y, siempre, llena de estímulos para seguir leyendo. 


La última palabra. Hanif Kureishi. Editorial Anagrama. Panorama de narrativas. Barcelona, 2014. Traductor: Mauricio Bach. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Realiza tu comentario dentro del respeto y la corrección.