jueves, 26 de mayo de 2016

El talismán


Porque tú me lo diste y yo lo guardo
(es un secreto a voces que te quiero)
y por eso tus cosas son el modo en que te tengo cerca;

que no esperaba rosas ya lo sabes
ese objeto que nadie elegiría
algo inservible salvo para ti
el tipo de recuerdo que no se borra nunca.

Un pergamino contendría palabras; un libro, quizá versos;
esto de ahora no sé cómo llamarlo
pero lo tengo al lado todo el tiempo
continuamente así 
contándome despacio que existes
que tú eres, que estás, que no puedo escucharte cuando quiero
ni hablarte ni escribirte ni pensarte
pero eres, estás, existes.

Es un objeto fácil, muy barato, muy simple, 
una nimiedad, la tontería que no puede faltar en un encuentro sin pasión y sin sexo.
Está conmigo y es tuyo, aún lo es, 
lo contrario que tú, 
que existes, que no estás, que no eres de mí, 
es un secreto a voces que te quiero
 es un querer baldío, que no pesa ni cuenta ni se adorna con flores. 

Tampoco olvidas tú la primavera....


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Realiza tu comentario dentro del respeto y la corrección.