jueves, 1 de junio de 2017

"Amor perdurable" de Ian McEwan

A pesar de su título, no hallas en este libro ningún ejemplo de amor perdurable, sino de amor finito y, sobre todo, de obsesión. Y la obsesión, viene a decirnos, no es amor, es una enfermedad mental. 

La historia comienza un día en que Joe va a buscar a Clarissa al aeropuerto pues ella vuelve de pasar una estancia de investigación en Harvard. Clarissa es una profesora de literatura inglesa, bella, concienzuda, trabajadora y entregada. Una mujer normal. Joe, por su parte, es un científico devenido en escritor de artículos, que no se encuentra demasiado a gusto con su vida profesional actual. 

Cuando se paran en las colinas de Chiltern de regreso a Londres, ocurre algo que les cambiará la vida: un gigantesco globo de helio está a punto de caerse. Dentro del globo va un niño de diez años y colgado del globo, a través de una de sus cuerdas, el abuelo del niño chillando desaforadamente. Ante la petición de socorro cinco hombres se dirigen en su ayuda. Uno de ellos es Joe. Los otros son dos labriegos, un médico y Jed Parry, un fanático religioso. 

Este es el punto de partida. La tragedia aparecerá en el desenlace de la historia del globo y, sobre todo, el encuentro casual entre Parry y Joe será la desgracia para ambos. Quizá también para Clarissa. Antes de ese suceso, Joe y Clarissa vivían "en estado de gracia matemática", es decir, habían tenido problemas que supieron integrar en su vida y ninguno de ellos logró cuartear su relación. Sin embargo, las cosas serán diferentes desde ese día en las colinas, en medio del bosque da hayas. 

Diversos temas aparecen recogidos en la novela de McEwan. La dicotomía entre altruismo y generosidad. Las relaciones amorosas basadas en un patrón ordinario. Las obsesiones. Un amor obsesivo y destructor dirigirá la historia hacia un final trágico y, aunque somos capaces de adivinar que algo va a pasar, en realidad el final es lo de menos. Lo de más es lo que se pierde en el camino. Porque el acoso de Parry a Joe va a traer consigo la desconfianza, el miedo, la mentira, la ocultación y la manipulación, elementos todos de una vida ficticia y de unos sentimientos torcidos. 

Reseña del autor (Editorial Anagrama): 

Ian McEwan (Aldershot, Reino Unido, 1948) se licen­ció en literatura inglesa en la Universidad de Sussex y es uno de los miembros más destacados de su muy brillante generación. En Anagrama se han publicado sus dos libros de relatos, Primer amor, últimos ritos (Premio Somerset Maugham) y Entre las sábanas, así como las novelas El placer del viajero, Niños en el tiempo (Premio Whitbread y Premio Fémina), El ino­cente, Los perros negros, En las nubes, Amor perdu­rable, Amsterdam (Premio Booker), Expiación (que obtuvo, entre otros premios, el WH Smith Literary Award, el People’s Booker y el Commonwealth Eura­sia), Sábado (Premio James Tait Black), Chesil Beach (National Book Award), Solar (Premio Wodehouse), Operación Dulce y La ley del menor. McEwan fue también galardonado con el Premio Shakespeare.

Amor perdurable. Ian McEwan. 
Colección Panorama de narrativas
Editorial Anagrama
Traductor Benito Gómez Ibáñez
Publicación 18 de abril de 2006

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Realiza tu comentario dentro del respeto y la corrección.