jueves, 28 de abril de 2016

"El cine según Hitchcock" de François Truffaut

El cine por dentro, el cine desde dentro. Descorrer la cortinilla negra que oculta el rodaje, los trucos del montaje, la selección de los actores y las historias, todo aquello que existe en la fábrica de las ilusiones y que no ves a simple vista. Los magos del cine se guardan en la chistera muchas palomas y muchos conejos, no todos ellos blancos, como los que tomaban el té con la reina de Alicia. Un director de cine francés entrevista a un director de cine inglés que hace de americano, que convierte al cine americano de suspense en "el cine". 

Este libro forma parte de la edición conmemorativa de los cincuenta años de Alianza Editorial, efemérides que todos los lectores deberíamos celebrar ampliamente. Los libros de Alianza nos han parecido sólidos, bien dispuestos, magníficamente traducidos en su mayoría y diversos, con esa diversidad que va de un extremo a otro del universo literario. 

Las cosas de Hitchcock, que aquí aparecen reflejadas a modo de conversación fluida y ligera, casi como si se tomaran el té de las cinco en una precioso paraje del campo inglés instalado en la Bretaña francesa, son tanto manías, como esquemas, como modos de funcionar, como ideas, como reiteraciones, como costumbres adquiridas, como genialidades. Las presencias que lo acompañaron, las visiones, los puntos de vista, la rueda gigantesca de la fortuna que hizo de algunos de sus films productos de culto aún vigentes, todo ello a modo de enorme ensalada que mueves delicadamente con unas finas cucharas de madera natural, y que luego depositas en ese lugar de tu cabeza que tiene al cine como uno de los principales, si no el principal, motivo para soñar sin interrupciones. Los pájaros, Psicosis, Vértigo, La ventana indiscreta, El hombre que sabía demasiado, Rebeca, Encadenados, Sospecha, Cortina rasgada...son algunos de los hitos en los que descansa la narración y aún el conocimiento que tenemos de este hombre cuyo aspecto físico nos resulta tan familiar al aparecerse, inopinadamente, en cualquier recodo de sus películas. Recodos insospechados. Como esa fotografía de estudiantes que cuelga en el elegante salón de la casa de Ray Milland y Grace Kelly, una de sus rubias gélidas, en Crimen Perfecto. Pequeños detalles en un cineasta grande. 

El cine según Hitchcock. François Truffaut. Libros Singulares, LS. 2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Realiza tu comentario dentro del respeto y la corrección.