miércoles, 9 de marzo de 2016

"Pétronille" de Amélie Nothomb

Este es el libro número 21 de los que ha publicado Amélie Nothomb (Kobe, Japón, 1967). El primero fue "El sabotaje amoroso" (1993) y el anterior a este "La nostalgia feliz" de 2015. Se trata de una escritora muy prolífica, casi un libro por año. También es controvertida. Las opiniones sobre ella no son coincidentes. Hay lectores a los que les encanta y la siguen con deleite y otros que se quedan fríos o, directamente, no les gusta. No obstante, todo el mundo reconoce su originalidad, su punto de vista personal ante los temas que trata. Incluso cuando son temas realmente extraños o tangenciales. 

Quizá haya que encontrar en su propia biografía la razón de estas idas y venidas literarias, de este rebuscar en corrales diversos. Hija de diplomático, su familia es originaria de Bruselas, ciudad en la que vive actualmente. Nació en Japón y vivió su infancia y su adolescencia entre China y Japón. Escribe en francés y habla también japonés. También ha vivido en Estados Unidos. 

El argumento de "Pétronille" es harto curioso. En una librería a la que ha sido invitada la propia Amélie a firmar ejemplares de su primer libro, encuentra a esta muchacha de veintidós años, algo andrógina en su apariencia y, como ella, bebedora de champán. Los bebedores de champán existen, conozco a algunos y son gente dionisíaca y bastante disfrutadora. Así que no me extraña que este encuentro produzca una novela casi autobiográfica en la que el hecho de beber tiene un fantástico protagonismo. Una amistad etílica puede traer muchas consecuencias, no todas ellas previsibles, pero, en todo caso, la sensación de entendimiento y de camaradería que se establece a partir de degustar en compañía una botella de buen champán no es cosa que pueda dejar de anotarse. 

Es esta una obra divertida, con momentos hilarantes, muy descriptiva de sensaciones asociadas a la ebriedad y que tiene mucho de humor negro y de ironía, como ocurre en todos los libros de esta escritora. En ella, además de ensalzar la amistad, se produce la correspondiente sátira del mundo editorial al comparar las vidas y trayectorias de una escritora consagrada con otra que empieza. La creación literaria es, pues, objeto de disección, aunque siempre al amparo de una copa de líquido burbujeante. Burbujas alucionatorias, si queremos, pero no exentas de cierta clarividencia que se traspasa al lector. Buen provecho. 

"Pétronille" de Amélie Nothomb
Editorial Anagrama
Panorama de Narrativas
2016

4 comentarios:

  1. Parece un libro "muy Nothomb". ¿21 libros lleva ya? Qué barbaridad, fíjate que desconfío de los autores superprolíferos, pero Nothomb la verdad que de momento me tiene ganada, aunque la he dejado descansar mucho tiempo porque empezaba a verle ya los puntos débiles. Pero este que comentas me ha provocado curiosidad, quizás sea un buen libro suyo para reecontrarme con ella.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Sí, los autores prolíficos también me producen cierto recelo. Pero a veces hay furores creativos y este puede ser un caso. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Realiza tu comentario dentro del respeto y la corrección.