lunes, 28 de septiembre de 2009

Una historia ¿conocida?


El 23 de febrero de 1981 es una de esas fechas de las que todo el mundo, en España, tiene algún recuerdo. Muchas veces hemos relatado o pensado qué estábamos haciendo en ese momento, en torno a las seis de la tarde, en que Tejero entró en el Congreso de los Diputados.

Haré memoria: Acababa de llegar de trabajar y, como siempre hago, puse la radio. Estaba sola en la casa. Me parece que ese año vivía con una compañera de trabajo. De forma que oí en directo todo lo que ocurrió. En un determinado momento me marché de casa y me fui, junto con otras amigas y compañeras, a casa de un amigo, a la zona de Bami. Allí estuvimos toda la noche despiertos. Se dio la circunstancia, y creedme que es verdad lo que cuento, que necesitaba algo que se vende en las farmacias y que es típicamente femenino. No diré qué es, lo supondréis. Pues bien, tuvimos que recorrer, una de las amigas y yo, toda Sevilla en coche buscando una farmacia de guardia. Y la ciudad estaba sola y espectral.


Estas anécdotas, que ahora podemos contar con cierto humor incluso, ya que la cosa no llegó a más, no son lo importante. Lo importante es que pasaron cosas y que esas cosas están ahí, en nuestra historia. He leído hace un par de meses, quizá más, antes del verano, un libro que trata de eso, del 23-F, aunque no es un libro de Historia al uso.


Se llama "Anatomía de un instante". Su autor es Javier Cercas. Lo recomiendo absolutamente.

sábado, 26 de septiembre de 2009

El poeta de cerca




Lo mismo que Cádiz es la ciudad de la música, Sevilla es la ciudad de la poesía. Nos cercan los poetas. Hay muchos y buenos poetas. Hubo poetas excepcionales en otro tiempo. La poesía parece cosa del tiempo de primavera pero, en cierto modo, se acerca más al otoño, porque es melancólica, íntima, personal...


A nuestra Biblioteca van a llegar este curso algunos poetas. Queremos oir sus voces directamente. Porque leer un poema no es cosa fácil y, menos aún, escribirlo. Os traigo la prueba palpable de los buenos y emergentes poetas de Sevilla: Se llama José Luis Rodríguez Ojeda, es de Carmona, da clases de Lengua y Literatura en un Instituto. Escribe así:


jueves, 24 de septiembre de 2009

Hemerotecas virtuales




Internet ha supuesto una revolución también en el mundo de las hemerotecas. Es muy útil poder encontrar una noticia en la prensa de hace años, gracias a las versiones virtuales de las hemerotecas de los principales periódicos.
Te ponemos un ejemplo con la Hemeroteca de ABC:

http://hemeroteca.abc.es/

Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes





Si no conoces esta página y eres aficionado a la lectura debes entrar en ella. Se trata de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes. Puedes encontrar textos completos de autores y descubrir obras que no has leído. Se trata de un recurso virtual que está al alcance de todos los que utilizan Internet y que sirve de manera muy eficaz para trabajar en las aulas.

Aquí tienes el enlace:

http://www.cervantesvirtual.com/

domingo, 20 de septiembre de 2009

El SOL de los libros





Si entráis en Internet, en la página http://sol-e.com/index.php encontraréis lo que llamo el SOL de los libros, esto es, un sitio utilísimo para todos aquellos profesores y padres comprometidos con el tema de la lectura.
Allí hay recomendaciones interesantes, tanto para ayudarnos a guiar a nuestros hijos y alumnos en la búsqueda de ese libro que los hará, definitivamente, lectores para siempre, como para que podamos reflexionar sobre cómo en nuestro trabajo diario los libros tienen un papel imprescindible.
Un paseo de vez en cuando por esta página web ayuda mucho a estar al día en todo lo que se refiere a la lectura y el dominio del lenguaje en general. Y, como dice uno de los libros que se recomiendan en esta quincena, abrir el mundo de los libros y la palabra a los alumnos no solamente quiere decir cultura y saber sino también igualdad de oportunidades, sentido crítico y capacidad de elegir.
Que os aproveche.

miércoles, 16 de septiembre de 2009

Recomendaciones para el otoño que empieza

Aunque el tiempo de la lectura es el verano, con sus tardes largas y con sus horas perdidas (las horas lentas, como decía mi amiga Isabel Álvarez), también el otoño es un buen momento para leer. Y además, así sentiremos que parte de esa ilusión de las vacaciones sigue perviviendo. A mí me gustaría encontrar tiempo y posibilidades para ver, a través de mi terraza de Triana, algo del reflejo del mar de Valdelagrana, ése frente al que he encontrado el recuerdo de lo que soy y de lo que fui.

Os recomiendo que busquéis por ahí el libro "La ternura de los lobos" de Stef Penney. Lo ha editado Salamandra y puedo decir que es un libro que nunca pensé haber leído. Es más, que nunca pensé que me gustaría leer. Y, a pesar de esas prevenciones, lo he leído de un tirón y he disfrutado de su lectura inmensamente. Este es el libro con el que inicié el tiempo del verano (oh, no, acabo de recordar que fue otro, del que también os hablaré). Resulta que en ese momento crucial en el que una tiene que cerrar la puerta al curso escolar y abrir el tesoro de las vacaciones, ese libro (y el otro que os citaré) estaban ahí.

Llegué a él por el título, mejor, por la portada, de colores suaves y agradable tacto. Su argumento devastador y el lugar inhóspito en el que se desarrolla pueden hacernos pensar que no se compagina con la levedad del verano. Pero es imposible abandonarlo una vez comenzado y su olor, tan característico, la humedad, la nieve, la dureza de la vida de los tramperos canadienses, la muerte y el descubrimiento, saltan de sus páginas y así, después de todo, hemos entrado en él inopinadamente.

Aunque ya estemos metidos en las olas imparables de otro nuevo año escolar, no desaprovechéis la ocasión de buscarlo. Yo también lo haría, si no fuera porque tuve la suerte de encontrarlo antes.