sábado, 12 de mayo de 2018

"Amor" de Ricardo Clemente


"Amor" es el más evidente título para un libro de poemas. Y he buscado entre los fotógrafos alguno que representara esa evidencia. El libro es de Ricardo Clemente y el fotógrafo es Richard Avedon. Imágenes y versos pueden unirse y formar un todo único. Es verdad que el amor es cosa de hombres y mujeres, pero las mujeres de Avedon parecen extrañarse, avergonzarse, serenarse o esforzarse ante el sentimiento y su significado. 

..."que se suspende atónito en una crema de tiempo"

..."junto a este cabecero te inclinarás vestida" 

..."en la punta extraída del extremo del fruto"

..."a veces amar es bracear entre sombras"



Tres partes componen el libro: Definiciones, Viñetas y Tributo, antecedidos por un prólogo escrito por Noemí Trujillo Giacomelli, titulado "El poeta es el hombre, el hombre es el amor" en el que glosa  su contenido. 

Parece que existe una total identificación entre la faceta del poeta como escritor que está inmerso en la descripción de los sentimientos, alerta ante la aparición de ese milagro de la atracción entre dos seres, y la alquimia del verso, suspendido en el aire en ocasiones, pero otras veces libre absolutamente. El autor se pasea por el amor, como si tuviera la llave de sus razones aunque no deja de dudar y de presentarse como un aprendiz que se encuentra de pronto ante un acontecimiento astral que lo deja indefenso. Las palabras actúan en todos los casos como argamasa, como ceniza que une, como sueño inacabado que, a pesar de todo, sigue teniendo valor y sigue siendo un motivo para continuar escribiendo al amor y a los amores varios. 


Cada uno de los poemas aquí contenidos lleva su título. Y los títulos son, en realidad, un verso más del poema. Y una forma de anticipación, de previsión casi exacta del devenir, tal si fuera la manera en que el autor condensa al mínimo lo que luego va a rodar en forma de palabras incontenibles. "No creo que merezcas menos" termina el libro. No cree el autor que el amor merezca menos, ni que sea posible condensarlo en un tarro, ni que haya que guardarlo en un cajón, ni que pueda nublarse su presencia, ni que vaya a perderse su figura, ni que tenga sentido abstenerse por ver si así el dolor es menos. 

Ricardo Clemente nació en Madrid en 1969. Estudió Filosofía en la UCM. Fue codirector de la revista Anábasis. Publica poemas en diversas revistas literarias y este es su segundo libro, el primero fue No más sueños, asimismo de poesía. 

Richard Avedon (1923-2004) comenzó a hacer fotos con la Rolleiflex que le regaló su padre, completando una serie sobre la Marina Mercante de EEUU. Sus retratos tienen una enorme fuerza psicológica, con el fondo blanco y los retratados sometidos a tensiones inéditas. Ha convertido en fotografía la historia de este país con su serie para el Amon Carter de Texas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda que si escribes un comentario en este blog estás autorizando a que aparezca publicado con los datos que tú mismo aportes. Todo ello según la nueva normativa sobre privacidad.