jueves, 31 de marzo de 2016

"Tú no eres como otras madres" de Angelika Schrobsdorff

La unión de dos editoriales independientes o "pequeñas" ha dado lugar a la publicación en castellano de este libro, "Tú no eres como otras madres" de Angelika Schrobsdorff. Voluminoso, 587 páginas y con una portada preciosa que me llamó desde el primer momento y una maquetación atractiva a cargo de María O´Shea. Un libro es un objeto tanto como un contenido. Al menos para mí. Por eso, los libros "bonitos", me atraen y suelo lanzarme hacia ellos. Diseño y título complementan el interior. Rara vez me falla la intuición en eso. 

Periférica y Errata Naturae han abierto la puerta de las colaboraciones y así podemos disfrutar de esta historia en la que la autora dejó mucho de su vida. Afortunadamente viva, nació en 1927, esta autobiografía ayuda a comprender las cosas que la rodearon y la forma en que todo ello revirtió en sus libros, que han servido de soporte fundamental a la narrativa alemana de los últimos tiempos. 

El libro narra la historia de Else, la madre de Angelika, que es una mujer distinta. Ser distinta no es fácil y lo mismo puede abocarte a la felicidad como a la desgracia. A veces, aparecen a la vez, entretejidas en el devenir de la existencia. Hay un elemento, además, que confiere un marcado interés al libro: el exilio, ese fenómeno que lastra las vidas y que convierta a las personas en otras. Dejas atrás para siempre lo que has sido y, de ese momento, nunca vuelves a encontrarte contigo mismo, sino que tienes que forjarte otro yo para subsistir sin que la añoranza o el desconcierto te mate. 

La primera aventura que se nos cuenta de la pequeña Else es la de los árboles de Navidad. Una niña judía que se topa en la escuela con la tradición navideña y que, por eso mismo, quiere tener en su casa una árbol de Navidad. Una rabieta continua y, cuando todo se trastoca porque las cosas no son tan fáciles, una advertencia que a ella le quedará meridianamente clara: no eres como las demás, eres una niña judía. Desde este punto de partida, la historia fluye hasta llegar al desenlace.

Tiene algo de misterioso el hecho de traspasar la puerta de la intimidad y asaltarla, mirarla desde fuera. Los escritores siempre tienen en el fondo de sus palabras aquello que han vivido o deseado, pero, cuando se muestra abiertamente, como ahora, produce una extraña sensación de pudor o de vergüenza. Te imaginas a ti misma escribiendo de tu calle, tus gentes, tus amigas, tu madre. El subtítulo del libro define a su protagonista: "Historia de una mujer apasionada". No es poca cosa la pasión. Y, en este caso, no se refiere únicamente, aunque también, a la pasión amorosa, sino que excede el rito hombre-mujer y abarca la existencia entera. Hablando de los hombres a los que amó ella misma lo dice: a algunos los quiso con la cabeza, otros con el corazón, otros con el cuerpo. Solo a uno amó totalmente. Esta mujer apasionada es el centro de una narración escrita con un estilo muy sencillo pero muy exacto, con las palabras justas y la cercanía perfecta para producirnos la impresión de que atisbamos, desde los visillos blancos de encaje de una casa habitada, lo que ocurre en el exterior, en el mundo que la rodea.

Tú no eres como otras madres. Angelika Schrobsdorff
Periférica y Errata naturae
Traducción de Richard Gross
2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Realiza tu comentario dentro del respeto y la corrección.