lunes, 7 de marzo de 2016

"El alumno Gerber"


En una sola semana del año 1929 diez estudiantes austríacos recurrieron al suicido para terminar con su, a todas luces, terrible vida de estudiantes. Friedrich Torberg tenía a la sazón 21 años y sumó estas noticias escalofriantes a su propia experiencia personal. De ahí surge este libro, el más importante de los que escribió y que retrata con firmeza y sin concesiones, el tormento que supone para un adolescente un sistema educativo basada en la autoridad sin límites del profesor y la dureza de una educación sin humanidad. 

La vida de estudiante puede ser muy dura si nos detenemos en estos momentos históricos y en determinados contextos geográficos. La necesaria actitud positiva del alumno a la hora de aprender no puede existir su la escuela es una imposición dogmática, una forma de azacanear conciencias y obtener adeptos. La disciplina escolar es una cuestión que se presenta en variadas formas dentro de la literatura o del cine, por poner dos ejemplos muy frecuentados por este tema. Historias de superación, versus historias de enfrentamientos. Dificultades y tormentos. Hechos ejemplares y otros que deberían ser expuestos como ejemplo de lo que no debe hacerse. Un profesor puede ser el faro que te ilumine y también el castigo que te hunda. Ambas dualidades existen y han generado desengaños, fortalezas, ilusiones y huidas. 

Esto es algo en lo que la educación ha avanzado en los últimos años, a pesar de que hay voces que consideran la disciplina militar, la obediencia ciega, como una cualidad de los sistemas. El aprendizaje a la fuerza tiene tan poco sentido como el amor por decreto. En nuestros días, salvo islas que no nos interesan, aprender y enseñar tiene el sentido de la complementariedad y, sobre todo, del respeto mutuo entre sus actores, ambos con el mismo objetivo. 

No está de más, sin embargo, la lectura de libros como este, que nos ofrecen una visión tan angustiosa que retratan la vida del adolescente como una suma de obstáculos, como un conglomerado de humillaciones, que lejos de educar lo condenan a ser una persona sumisa y falta de autonomía. Un súbdito, en lugar de un ciudadano. He aquí la cuestión. 

"El alumno Gerber" ha sido publicado por la Editorial Acantilado. 

Sinopsis ofrecida por la Editorial: Kurt Gerber es un adolescente que se esfuerza por armonizar sus dos facetas: la de estudiante rebelde y la de novelista principiante empeñado en que su destino y el de Lisa, su gran amor, se entrelacen. Pero durante el último año de estudios, cuando el profesor de matemáticas comience una cruzada personal contra Kurt, el joven se sentirá extraviado, indefenso y profundamente angustiado. 

Friedrich Torberg (Viena 1908-1979) fue escritor, periodista y guionista de cine. En 1938, perseguido por el nazismo, tuvo que escapar a Francia y más tarde a Estados Unidos, donde primero trabajó como guionista de Hollywood y luego como periodista en la revista Time. Autor de diversos artículos, ensayos, poemas y novelas, esta es la obra que lo consagró como uno de los mejores autores austríacos del siglo pasado. 

Traducción de Marina Bornas Montaña. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Realiza tu comentario dentro del respeto y la corrección.