domingo, 27 de septiembre de 2015

Me pesa tanto el corazón...


Opción 1: Amor mío. Perdóname por escribir estas palabras. No creí que fuera capaz de hacerlo. Sé que te extrañará leerlas, que no las esperas y que querrás que no hayan sido escritas. Pero me pesa tanto el corazón que tengo que aligerarlo y decirte que, a pesar de que lo he intentado, no he podido dejar de amarte nunca. 

Opción 2: Querida....Lo he intentado, créeme. He buscado la forma de quererte a mi manera. Pero no existe o yo no la he hallado. Y por eso, porque no puedo responder a tu sentimiento, hoy te escribo que me marcho, que no volveré y que me pesa tanto el corazón que debo separarme de ti para siempre. 

Opción 3: Escríbela tú mismo, tú misma. Es tu vida. 

(Imagen de Jack Vettriano)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Realiza tu comentario dentro del respeto y la corrección.