viernes, 12 de junio de 2015

"La historia del doctor Gully" de Elizabeth Jenkins


La editorial Alba ha rescatado otro de los libros de la escritora Elizabeth Jenkins (1905-2010). Curioso el gran número de escritoras que en estos últimos años están saliendo de la oscuridad merced a la traducción de sus libros en España. Stella Gibbons, Penélope Fitzgerald, Elizabeth Gaskell, Eudora Welty, Edna O´Brien...Todas ellas tienen una mirada propia, un altísimo nivel literario y cosas nuevas que decir. Todas ellas escriben en inglés y tienen en común el ser pioneras a la hora de vivir una vida no circunscrita a lo que se suponía era lo lógico para mujeres de su tiempo. Curiosamente han sido muy longevas y eso ha permitido entender y comparar su evolución estilística.

Elizabeth Jenkins frecuentó el Círculo de Blomsbury y, según cuentan, no era demasiado partidaria de Virginia Wolf, la estrella rutilante del grupo. Decididamente opuesta en su forma de pensar y de escribir, sí fue una austeniana confesa que fundó la "Jane Austen Society". Antes que este libro se publicó en la misma colección la novela "Harriet", basada en un hecho real ocurrido en 1877 y que la prensa de la época tituló como "El misterio de Penge". No desvelaremos el misterio porque, si podéis, estaría bien leer los dos libros. 

Jenkins no era una mujer al uso. Hija de un maestro de primaria, estudió Literatura en Cambridge. Siempre quiso ser escritora y a ello se dedicó toda su vida, larguísima, pues nunca se casó ni tuvo hijos. Publicó doce novelas y doce libros de no ficción, entre ellos la biografía de Jane Austen. 

En "La historia del doctor Gully" publicada en 1972, se reconstruye un sonado caso criminal que interesó a la sociedad victoriana. La trama es compleja y llena de giros, pero la autora tiene un especial ingenio a la hora de plantear los interrogantes y resolverlos. Es una historia de amor llena de elementos sociales, traiciones, emociones de todo tipo. La protagonista es Florence Ricardo, la esposa de un capitán bebedor y violento que acude a la consulta del doctor Gully en Malvern (Worcestershire) para buscar un remedio a sus nervios. El médico y su paciente inician un relación amorosa llena de altibajos y amenazas de escándalo. 

Resulta paradójico lo que ocurre con toda estas "damas escritoras". Personas de vida apacible en su mayoría, procedentes de tranquilas familias de clase media, sin aparentes emociones que llevarse a la boca, se convierten en astutas observadoras de la realidad, en trasmutadoras de la misma y en ágiles diseccionadoras de la naturaleza humana. Nada hay en ellas que permita considerar su especialísimo punto de vista. Todo parece desarrollarse según cánones establecidos, pero no es cierto. Ellas cruzan la frontera, utilizan las normas a su antojo y dan un toque de atención a la sociedad, sus convencionalismos y su hipocresía. 

Magníficos ejemplares de gente libre y diversa....

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Realiza tu comentario dentro del respeto y la corrección.