domingo, 6 de julio de 2014

"Escritos políticos" de Thomas Jefferson

Esta es una recomendación de lectura que puede sorprenderos pero que os gustará si vuestros intereses están en entender el mundo en que vivimos. Porque todo lo que se escribe y sirve para reflexionar sobre el pasado es una forma de arrojar luz al presente. Y nos hace mucha faltita esa luz, como diríamos en Cádiz. El libro se llama "Escritos políticos" y lo escribe nada menos que Thomas Jefferson, quien fue un personaje de importancia cenital en la conformación de ese país que hoy conocemos como EEUU. Jefferson (1743-1826) fue un político, abogado y arquitecto que había nacido en una familia de plantadores poco acomodados de Virginia. En sus cincuenta años de vida activa, fue representante del estado de Virginia en la convención de 1776, cuando se redactó la Declaración de Independencia. También fue gobernador de Virginia, coordinador de la comisión de reforma legal de este estado, embajador en París, ministro y vicepresidente y, por fin, a partir de 1800, tercer presidente de los EEUU. 

La figura histórica de Jefferson es, pues, enormemente atractiva, llena de posibilidades y aristas. Tenemos la suerte de que sus escritos fueron parte de su actividad, por lo que, junto a sus cartas, que también se reproducen en el libro, nos dan idea cabal de su pensamiento y de cómo era el panorama que tuvo ocasión de vivir en esos años convulsos pero tan interesantes de la conformación del país. Por eso podemos afirmar que Jefferson es una figura de referencia en el establecimiento de una versión propia de EEUU en lo que se refiere a la cultura política de la modernidad. En tiempos como los que vivimos, en los que la intelectualidad está ocupada por charlatanes televisivos o divulgadores de ocasión, no es poca cosa encontrarse la verdadera dimensión de la política, el que consiste en constituirse como un servicio público que sirva para mejorar la sociedad. 

En este libro, Jefferson aborda muchísimas cuestiones. Algunas de ellas las trata con una dosis de humor que hace muy elegante y ligera la lectura del libro. También relata anécdotas, que sirven para explicar el mundo en el que se movía, las concepciones sobre las cosas, la mirada hacia Europa de aquellos hombres y otras cuestiones de la vida cotidiana. Lo más interesante para nosotros pueden ser algunos capítulos que avanzan ideas sobre el racismo, los sistemas de beneficiencia que anteceden las estructuras de ayuda social que hoy conocemos o los planes educativos para el pueblo en Virginia, que fueron una de sus preocupaciones. Importantísimo conocer lo que vivió y lo que opinó de primera mano, a través de sus propios escritos. Como historiadora de formación que soy siempre digo que lo que no se escribe no sirve para el conocimiento, no pasa a la posteridad, no existe, en suma. El hecho de que Jefferson recogiera por escrito su actividad política, es más, que esos escritos fueran el eje explicativo de la misma, no solamente denota que conocía con claridad y exactitud su objetivo, sus metas, sino también que anticipó la necesidad de que se estudiara y entendiera, de una manera contextualizada y real, todo aquello que le tocó vivir y que forma parte de la historia. 

Por si queréis este verano leer este magnífico libro, os comento que lo publica la editorial Tecnos, en su colección Clásicos del Pensamiento. Su título completo es "Thomas Jefferson. Escritos políticos. Declaración de independencia, Autobiografía, Epistolario...". La edición y el estudio preliminar son de Jaime de Salas y la traducción de Antonio Escohotado y Manuel Sáenz de Heredia. 

Que lo disfrutéis. Esta reseña la he realizado con la colaboración del entusiasta lector y buceador de libros, Antonio Mesa León, mi hijo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Realiza tu comentario dentro del respeto y la corrección.