viernes, 30 de agosto de 2013

Sin palabras

A mis lectores:

No tengo palabras estos días. Tan sólo las frases del poeta "compañero del alma, compañero" . Que tenemos que hablar de muchas cosas. Pero tú ya no estás y yo te echo de menos y no tengo palabras.

viernes, 2 de agosto de 2013

Leyendo a Maggie O'Farrell


 
Me gusta como escribe Maggie O'Farrell. Leí el verano pasado un libro suyo, "La extraña desaparición de Esme Lennox", desasosegante, un poco triste, pero tan bien escrito...Ahora he vuelto de nuevo a esta autora con un libro cuya imagen aparece en la columna lateral de este blog y un curioso título: "Instrucciones para una ola de calor" en el que, como en el anterior, también hay una desaparición. Parece que la autora plantea una situación problemática y que, a partir de ahí, se suceden cosas que obedecen a la voluntad o al destino de los personajes. En este sentido sus libros tienen aire de crónica. Estos días estoy falta de ganas, o de sosiego, o de ideas, para seguir con mi novela. Entonces que cogido este libro y ahí estoy, zambullida en el problema de esa familia cuyo padre ha desaparecido y cuya madre sabe, y oculta, tantas cosas. Lo que allí ocurre no parece invención y el ambiente tórrido de ese verano imaginado me trae a la memoria a Vivien Leight colocándose el pelo cuidadosamente esperando una cita con un hombre que la trate como a una princesa. Los libros de Maggie O' Farrell tienen un aire de misterio que me recuerda a otras escritoras que enhebran los conflictos familiares y personales en un trasfondo nebuloso y especial. Ella nació en 1972 en Irlanda del Norte y ahora vive en Edimburgo, Escocia, con su marido también escritor. Publicó su primer libro en el año 2000 y sus obras han sido publicadas, además de en inglés, en italiano, castellano, francés y alemán.