martes, 24 de enero de 2012

Memoria de José Moreno Villa

No oculto mi fascinación por la Edad de Plata, esos años 20 y 30 del siglo XX que alumbraron a tantos genios en todos los aspectos del arte y la cultura. Precisamente, en ese contexto se inserta la vida de Moreno Villa, malagueño, que vivió entre los años 1887 y 1955. Fue pintor, dibujante, poeta y memorialista de los avatares de la generación que compartió con Lorca, Dalí, Buñuel y otros. Este libro recoge los textos autobiográficos publicados ya en 1944 en su exilio mexicano, más otros que, hasta ahora, no habían visto la luz y que salen por el empeño de la Residencia de Estudiantes de que se recuperen los materiales que pueden ayudarnos a conocer mejor aquella época. Moreno Villa fue residente y compartió tiempo y empeños artísticos con José María Hinojosa, Dalí y los ya citados, además de amistad con el genial Pepín Bello, muerto recientemente. Juan Pérez de Ayala es el responsable de esta edición, llamada "Memoria", que tiene el interés de la narración en primera persona, con el tono reflexivo, observador, distante y conciliador, propio del carácter de Moreno Villa. Como muestra de su apego a la soledad que le permitía crear, recordemos que Moreno Villa vivió en la Residencia de Estudiantes durante casi veinte años, entre 1917 y 1936, cuando el estallido de la guerra trastocó la vida de Madrid y de España entera.
Dice Anna Caballé que "Moreno Villa se supo viviendo, hasta cierto punto oscurecido, entre dos generaciones poéticas: la del 98, mayor que él, y la de los brillantes jóvenes del 27: García Lorca, Alberti, Salinas, Guillén, Cernuda, Altolaguirre, Prados, Concha Méndez. Muy pronto le acogieron como uno de ellos.Sin embargo, él marca sutilmente las distancias"
Huyendo de la guerra, Moreno Villa se fue a Valencia y luego a Estados Unidos, pero, por poco tiempo, porque fue en México donde desarrolló su vida y donde contrajo matrimonio con Consuelo Nieto. Allí vivió hasta 1955, año en el que murió.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Realiza tu comentario dentro del respeto y la corrección.