sábado, 30 de abril de 2011

La poesía de Pureza Canelo

Extraído de Babelia (edición del 30 de abril de 2011, escrito por A. Ortega):

 Cada nuevo libro de Pureza Canelo (Moraleja, Cáceres, 1946) es una desafiante sorpresa en su camino poético. Esa condición se cumple por partida doble, pues dos son los libros que en pocos meses han visto la luz: A todo lo no amado, XV Premio de Poesía Ciudad de Torrevieja; y Cuatro poéticas, una poética de poéticas que reúne cuatro libros "rehabilitados" en su esencia de escritura, todos centrados en la reflexión y la tarea poéticas, en eso que ha denominado "poesía refleja" o "poesía autocrítica". Desde sus primeros libros ejemplo de madura plenitud, de radicalidad y depuración esenciales, su obra alcanza una unidad incuestionable. Cada una de sus partes alienta el crecimiento de un cuerpo poético alejado de la fabulación, la figuración o los empeños descriptivos. La vida es escritura, incluso en su imposibilidad: "para volver a la rueca de la vida / es el hacer viandante / quien me espera. / Todo lo demás son historias de artistas". Decía Huidobro que poeta es aquel "que conoce el drama del tiempo que se juega en el espacio, y el drama del espacio que se juega en el tiempo". De eso habla A todo lo no amado, de la fuga de la existencia, de lo que no es posible fijar, ni amar, de lo que se tuvo y se ha perdido: "Lo no amado fue / y de ello / nacieron ramas / unas deformes / todas inocentes / en la complejidad / de un tiempo recorrido / en el universo". El cuerpo del poema no busca consolación ni recompensa, se sabe encarnación del universo en una escritura "lenta, renovadora de ojos / sin miedo a filosofar / a la intemperie / ni al trote seco / de la confesión rampante". Una sabiduría que es fruto de la disciplina de una experiencia. Por eso su poesía está ligada a la naturaleza, al espacio: es el otro cuerpo del cuerpo, reconciliación entre conciencia y universo, entre el yo y lo otro. Una intemperie donde se juega el destino, luz que a la vez que ilumina, también devora: "Todo es / principio de mundo". Siempre al borde del abismo ("La infinitud / de un instante. / No hay más"), donde vida y muerte, plenitud y vacío, luz y sombras, se integran gracias a la fuerza radical del lenguaje, a su transparencia despojada y viva. El poema desencadena su ruptura y crea un espacio esférico que duplica la pasión del instante: realidad y pensamiento, naturaleza y reflexión, presente y pasado, interior y exterior. Como en un espejo, la realidad se transfigura. Poesía desnuda, esencia ósea, negación que afirma, que busca lo absoluto inalcanzable, un cuerpo que se dice y que, al decirse, se disipa: "Extraña / gran jugada / existir". Fe creadora y vocación cumplida, haciendo y deshaciendo, "que escapa y no".

 

miércoles, 27 de abril de 2011

Un Cervantes para Ana María

Esta mañana Ana María Matute (1925) recibe el Premio Cervantes de manos del Rey, en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares. He escogido esta reseña del Diario Vasco, escrita por Carmen Sigüenza, para situaros a la escritora y su premio.

La dama de la fábula, la niña de 85 años tocada por las hadas y escondida en un cuerpo de mujer con cabellos blancos se ha llevado hoy, por fin, el Cervantes, el único premio de las letras en castellano que le quedaba por recibir y para el que ha sido candidata y finalista durante años.

Esta maga del bosque, como a ella le gusta calificarse, es creadora de un mundo narrativo propio, lleno de unicornios, trasgos, duendes, cuartos cerrados, y paraísos inhabitados, con los que siempre ha intentado buscar su lugar en el mundo. La Edad Media, la infancia, la injusticia social, los marginados, la incomunicación, la guerra y la posguerra, y la otra orilla, porque ella siempre se ha situado "al margen", son los temas que han centrado la gran obra de este mujer, que nació en Barcelona, en 1925 y que a los 17 años escribió su primera novela, Pequeño teatro, una obra que para publicarla necesitaba el permiso de su padre y así lo pudo hacer ocho años más tarde.

Libre, moderna, rebelde, Ana María Matute siempre ha dicho que la palabra era "lo más hermoso que se había creado" y que su sitio, su lugar, era "el bosque" y ese fue el tema, precisamente, que escogió para su discurso de entrada en la Real Academia de la Lengua en 1998 para ocupar el sillón 'K': En el bosque, que así era el título. "El bosque es para mí, el mundo de la imaginación, de la fantasía, del ensueño, pero también de la propia literatura, y, a fin de cuentas, de la palabra", dijo.

La narradora es autora de títulos imprescindibles como Torre vigía, Olvidado Rey Gudú, Aranmanoth, Los soldados lloran de noche, Premio Fastenrath de la Real Academia Española; Los Abel, Fiesta al Noroeste, premio Café Gijón; Pequeño teatro, premio Planeta; Los hijos muertos, premio de la Crítica, en 1958, y Premio Nacional de Literatura en 1959 o Primera memoria, premio Nadal en 1959, entre otros.

Libros para niños

También tiene una inabarcable obra para jóvenes y niños, con cuentos como Los niños tontos, El país de la pizarra, La oveja negra, El verdadero final de la bella durmiente, o La puerta de la luna, el volumen que abrocha todos sus cuentos y que acaba de salir este mes. Muchos de ellos están dedicados a su hijo Juan Pablo. Y como creadora de cuentos para niños, posee también el Premio Nacional de Literatura Infantil por Sólo un pie descalza, 'la Matute', como así le gusta que la llamen, se ha manifestado muy en contra de la idea de lo políticamente correcto en los cuentos que se escriben ahora.

"Lo políticamente correcto lo fastidia todo. Ahora no le puede leer a un niño un clásico, que son fabulosos, porque hoy hay que decirles amén a todo y al final la caperucita se hace amiga del lobo. Y esto no es así, porque en la vida te vas a encontrar lobos tremendos...", decía en una entrevista el pasado año. Además, para la autora la infancia, como para Rilke, "es todo y nos marca a todos de una manera tremenda". "A veces la infancia es más larga que la vida", escribe en "Paraíso inhabitado". Poseedora de una larga nómina de premios, también pertenece a la Hispanic Society of America y la Universidad de Boston tiene una biblioteca con un fondo llamado 'Ana María Matute collection'.

Un vida llena de experiencias

El mundo narrativo de Ana María Matute ha navegado entre los hermanos Grimm, Andersen, Perrault, Proust, Rilke, Chejov, Faulkner o Poe. Cervantina, y hoy premio Cervantes, la mirada, dulce y amable de esta escritora también ha pasado por toda clase de vicisitudes. Hija de una familia burguesa, de padre catalán y madre castellana, vio cómo la guerra civil también afectó de fondo su vida familiar, caracterizada por grandes ausencias. Después, en 1952, se casó con el escritor Eugenio de Goicoechea, 'el malo' y en 1963 se separó, pero como consecuencia de las leyes de la España de aquella época, le quitaron la custodia de su hijo y no pudo verlo durante años.

Hechos, cicatrices, de una autora, que ha viajado por todo el mundo, que ha cruzado casi un siglo y que ha visto "casi todo", y cuya principal característica es la de ser un persona buena, siempre preocupada por el ser humano: "El mundo está tan desquiciado hoy como cuando tenía 14 años. Las formas cambian, pero no el egoísmo y la intolerancia. Todo eso es igual que cuando empecé a vivir", dijo el pasado 10 de noviembre en el Instituto Cervantes.

domingo, 24 de abril de 2011

El Tiramilla

A la gran mayoría de los lectores les gusta estar informados de las novedades que van saliendo al mercado. En lo que respecta a la literatura para jóvenes hay muchísimas editoriales que han descubierto lo importante que son estos clientes y por ello se lanzan novedades con frecuencia. Estar informados de esas novedades no es fácil, porque ya os digo que son bastantes. He encontrado una página que trae recogidos todos los libros de literatura juvenil que se van editando. Se trata de "El Tiramilla", cuyo enlace con los lanzamientos del mes de abril de 2011 os incluyo en esta entrada. Seguramente podréis conocer, a través de esta página, qué escriben y publican vuestros escritores favoritos y también a los nuevos escritores que se atrevan con este difícil género de la literatura para jóvenes.

He aquí el enlace del Tiramilla de abril:

sábado, 23 de abril de 2011

23 de abril, Día del Libro

Cumbres borrascosas, Jane Eyre, Orgullo y prejuicio, El Quijote, Romeo y Julieta, Cuentos de Canterbury, Oliver Twist, Cuentos de la Alhambra, Ocnos, Rimas y Leyendas, El misterioso caso de Styles, La plaza del Diamante, Nada, La Regenta, El mercader de Venecia, Confieso que he vivido, Marinero en Tierra, Poeta en Nueva York, Harry Potter y la piedra filosofal, Extraños en un tren...

Lolita, El corazón del bosque, 20.000 leguas de viaje submarino, El Principito, El cetro de Otokar, Emma, Últimas tardes con Teresa, Olvidado rey Gudú, La realidad y el deseo, Fuenteovejuna, El sueño de una noche de verano, El sastrecillo valiente, Caperucita Roja, Cancionero y romancero de ausencias, Soledades, galerías y otros poemas, La tía Julia y el escribidor...

 El gato con botas, Cuentos de Grimm, Cien años de soledad, Mortadelo y Filemón, Celia, Los hermanos Karamazov, Ivanhoe, Mujeres enamoradas, Guerra y paz, La edad de la inocencia, Meditación del pueblo joven, En busca del tiempo perdido, Déjame, Cada siete olas, El tiempo entre costuras, Crimen y castigo, Madame Bovary, El Conde de Montecristo, Las ninfas, La gitanilla, El doncel de Don Enrique el Doliente, Viaje por España ...

Hamlet, Romancero Gitano, La importancia de llamarse Ernesto, El fantasma de Canterville, La gaviota, Intriga en Bagdad, La vuelta al mundo en 80 días, El halcón maltés, La librería, Muerte de un viajante, Llama un inspector, Don Juan Tenorio, Sevilla en los labios, Los girasoles ciegos, Otra vuelta de tuerca, El amante de Lady Chatterley, El gatopardo...

viernes, 22 de abril de 2011

Ser profesor

El arte de enseñar

Julia Roberts le pregunta a Richard Gere en esa película que todos hemos visto, incluso varias veces: «¿Hasta cuándo estudiaste?» Y él le contesta «Estudié hasta el final». Los que hemos estudiado hasta el final, es decir, los que nos titulamos en la Universidad, tenemos una inmensa suerte. En mi caso, es una suerte doble o triple, quién sabe. De las niñas de mi calle solamente tres estudiamos una carrera. Tuve una maestra de primaria tan extraordinaria que la recuerdo continuamente. En el Instituto, algunos buenos profesores me pusieron en el camino de las cosas. Y en la Universidad accedí a las enseñanzas de personas de excelencia. No se puede pedir más. El resto tiene uno que ponerlo por sí mismo. O mejor, el resto viene de nosotros y de nuestros padres, que hicieron tantos sacrificios porque entendieron el valor del saber.
 
Ahora mismo, la escuela, la educación, la enseñanza, pasan por malos momentos. Porque, seguramente, estamos redefiniendo el papel que ocupan las instituciones escolares; porque, también, nos estamos dando cuenta de que sin una escuela de calidad no es posible contribuir al futuro; porque los padres estamos empezando, ojalá, a hacernos responsables de nuestras obligaciones como educadores, más allá de exigirles a los demás… Malos momentos que exigen entrega, ilusión, talento y trabajo. Como digo tantas veces, los alumnos tienen una sola vida escolar y esa vida escolar transcurre a pesar de todo, independientemente de que el sistema educativo sea bueno, malo o regular. Una sola vida escolar para toda una vida personal en la que tendremos para siempre el bagaje de lo aprendido y de lo que somos capaces de aprender, porque una buena educación es aquella que nos enseña pero que también nos deja abiertas las puertas para seguir aprendiendo. La sed de conocimiento es la seña de identidad de la persona que nunca deja de aprender por muchos años que tenga y mucho tiempo que pase.

En el centro de la escuela, el maestro, el profesor. No voy a referirme aquí a los malos profesores, que los hay, para desgracia de los estudiantes. No. Me gustaría haceros pensar sobre los otros, sobre los buenos, los que construyen día a día el edificio de la educación escolar, a partir de ingredientes que, por sabidos, no dejan de ser fundamentales. Los profesores que enseñan, en primer lugar y que, como consecuencia de ello, contribuyen a que sus alumnos aprueben con mérito. Los profesores que se convierten en una UCI para acoger a aquellos alumnos que, sin esperanza, caen en sus manos. Esos profesores que no solamente aportan su saber a los estudiantes, sino que los hacen más fuertes, en todos los aspectos, porque el conocimiento crea seguridad y fortaleza.

Los buenos profesores no echan la culpa a la Administración ni utilizan el fácil recurso de considerar a las familias y a los estudiantes como únicos responsables de los suspensos. Al contrario, practican la autocrítica constantemente y son flexibles, abiertos y reflexivos. No están sujetos a la tiranía de las editoriales, ni tampoco tienen miedo a usar lo que constituye el patrimonio de todo buen maestro: el maravilloso y único sentido común. Al margen de los recursos materiales que los centros posean, el profesor que conoce su oficio es capaz de crear el ambiente preciso para el aprendizaje, el momento clave en el que el alumno se convierte en su cómplice, la línea de continuidad para que los saberes se sedimenten y se cohesionen. Un buen profesor tiene conciencia clara de que el material más frágil de los que «utiliza» es el propio alumno, las mentes jóvenes y sin formar de los estudiantes, que están en ese momento crucial de sus vidas en el que tienen que empezar a dar respuestas a miles de interrogantes. Ese material frágil no admite deserciones sino que precisa el mayor cuidado, la mayor atención.

Los buenos profesores son capaces de hacerte sentir pasión por determinada materia. Incluso ayudan fuertemente a definir las vocaciones. Son los que tienen la autoridad máxima del saber; los que conjugan, de una manera sabia, el respeto con el cariño, con el rigor, con la firmeza… Los que convierten la enseñanza en un arte y no efímero, sino perdurable.

Desde hace algún tiempo las Administraciones educativas nos presentan estudios, informes y conclusiones sobre la situación de los sistemas educativos del entorno occidental al que pertenecemos. En esos informes se refleja una constante que acompaña a los países que obtienen los mejores resultados, traducidos en el dominio por parte de los estudiantes de las competencias básicas que la propia Unión Europea ha definido, así como en una menor tasa de abandono y una mayor de titulación. Esa constante es la figura del profesor. Los países en los que acceden al profesorado las personas mejor preparadas científicamente, con una formación pedagógica acreditada y con aptitudes idóneas para llevar a cabo la profesión de forma solvente, se sitúan por delante de los demás. Esos profesores son considerados como una parte muy importante de la sociedad y han tenido que pasar un proceso selectivo riguroso y serio, sin atajos. Tienen una formación científica y una formación pedagógica a la altura de la labor que van a desempeñar, nada menos que enseñar a los jóvenes y niños.

Nuestro país tiene que decidir qué clase de profesores y de maestros necesita. Personas sin vocación, que acceden a una tarea para la que no tienen ni las aptitudes ni la formación suficientes, o profesionales acreditados, capaces de atender a todo tipo de alumnos, porque así es la escuela, diversa, variopinta, compleja, como lo es nuestra sociedad. En ese empeño las Administraciones educativas tienen que dar un paso adelante. Y también, por qué no, quizá sea el momento de establecer los controles necesarios para evitar que los malos profesores confundan la independencia académica con hacer de su capa un sayo. En una sociedad democrática los controles están para todos y de ese control debe surgir también el reconocimiento insoslayable hacia aquellos que, cada día, dejan lo mejor de sí mismos en sus alumnos. En la enseñanza no puede valer todo. La sociedad, de la que nuestros niños y jóvenes son lo más preciado, lo va a agradecer más pronto que tarde.

(ABC de Sevilla, viernes 22 de abril de 2011. Catalina León Benítez)



martes, 19 de abril de 2011

Care Santos

Care Santos acaba de publicar "Habitaciones cerradas". En el Diario El Mundo se hace una reseña, escrita por Bel Carrasco, de esta obra que es de interés para conocer mejor la obra y la autora:

Todas las familias sean felices o desgraciadas tiene algún secreto. Todos los amantes algún cadáver en el armario. Pero sólo los Lax pueden darse el placer de mostrar sus miserias y misterios en público sin avergonzarse por ello. Ventajas de ser personajes de ficción cuyo parecido con la realidad es mera coincidencia.
Los Lax son los protagonistas de 'Habitaciones cerradas', la última novela de la escritora Care Santos (Mataró, 1970), que presentó esta semana en Valencia. Cuatro generaciones de burgueses catalanes, enriquecidos en la próspera Barcelona de entre siglos. El emprendedor bisabuelo, hombre de negocios, el famoso pintor de retratos, eje de la historia, y su nieta, Violeta, especialista en el mundo del arte. Son los tres pilares de una trama coral en la que las mujeres tienen un papel narrador fundamental.
'Habitaciones cerradas' es también el fresco social de una ciudad y una época que ha inspirado a muchos escritores. La obra más ambiciosa de Santos en la que realiza una experiencia audaz e innovadora al dar un aire juvenil a un relato de corte clásico. Su fórmula consiste en engarzar el texto madre e hilo conductor con otros textos más breves y de naturaleza muy diversa, la mayoría cartas y correos que intercambian las mujeres de distintas generaciones que interviene en la historia, pero también críticas de arte (el protagonista es un famoso pintor), noticias, informes, etcétera.
"Montar ese entramado es lo que más me costó", confiesa Santos. "En dos ocasiones eché todo lo escrito a la papelera porque no me convencía el resultado. Para mí lo primero es el título y lo segundo la forma y en este caso la empresa era de grandes dimensiones. Soy muy consciente de que los escritores de hoy no podemos narrar como los del siglo XIX porque el lector está inmerso en la cultura audiovisual, acostumbrado al ritmo rápido, elipsis, fragmentación. No podemos imitar esto en la escritura pero sí debemos tener en cuenta que el lector se ha educado en esta cultura audiovisual. También la agilidad me preocupa mucho".
Dos años ha dedicado Santos a la elaboración de esta novela en la que cristalizan "temas muy míos que corren por mi riego sanguíneo y celebran por fin su puesta de largo". Se refiere a Barcelona, "la ciudad que más quiero", una época fascinante entre siglos, el mundo de las varietés, el espiritismo, los grandes almacenes 'El Siglo'.
"De los almacenes 'El Siglo', los primeros de sus características que se abrieron en España, tengo un montón de chucherías y recuerdos", comenta Santos. "Siempre pensé que sería una escenografía perfecta para un libro, sólo había que desempolvar algunas piezas y darles coherencia".
El espiritismo es otro de los temas que la escritora de Mataró guardaba en la recámara. "El espiritismo de principios de siglo no tiene nada que ver con los que hoy entendemos por esoterismo o New Age", explica. "Quienes lo practicaban creían en la posibilidad de conectar con la otra vida, pero eran personas de distinto nivel social e ideas progresistas, partidarios del sufragio universal, de la libertad de cultos. La Iglesia detestaba ese movimiento y acabó barriéndolo del mapa".
Santos se da el gusto de caricaturizar en su novela a los representantes de la política cultural, incapaces de aprovechar el rico legado pictórico que cede el protagonista tras su muerte. "La cultura viste mucho pero a los políticos no les importa nada", afirma. "El pintor Lax es un artista imaginario pero hay muchos reales que están totalmente olvidados por la Administración".



lunes, 18 de abril de 2011

Irène

De nuevo salta a la actualidad literaria una escritora por la que hemos apostado en este blog desde el comienzo: Irène Némirovsky. La editorial Salamandra publica ahora un nuevo libro, Los perros y los lobos, y, con ocasión de esta publicación, Lola Galán en Babelia del pasado sábado, 16 de abril, nos trae un importante artículo sobre ella del que extraemos este fragmento:

Los personajes de Los perros y los lobos son, casi exclusivamente, judíos procedentes de la Europa del Este, e instalados en París, como la propia familia de la autora. La visión de Némirovsky no es amable. "Pero sé que es verdad", escribirá en una nota al hilo de la publicación de la obra, en 1940. Eran años difíciles, pero Némirovsky no podía imaginar que estaba a un paso del final de su vida humana y artística. Porque a su deportación y su muerte en agosto de 1942, en el campo de concentración polaco, le seguiría un largo, profundo silencio editorial.

"Cuando nos lanzamos a publicar Suite francesa, era una autora completamente olvidada", reconoce Olivier Rubinstein, su redescubridor, y responsable actual de la editorial Denoël, en su amplio despacho de la sede parisiense, que se asoma a un patio interior lleno de árboles florecidos. "Había sido una escritora precoz, una especie de Françoise Sagan de su época, que publicó su primer libro en una revista literaria en 1926, con 23 años, y conquistó la celebridad absoluta a los 29 años con su novela David Golder". Cierto que dos de sus libros más célebres, este último y El baile, editados por Grasset, todavía se vendían, pero los derechos de autor que recibían las hijas de la autora eran de unos pocos cientos de euros.

Rubinstein conocía a Némirovsky y leyó el texto con interés, pero sin la menor sospecha de que tenía en sus manos uno de los mayores éxitos editoriales de Denoël. Suite francesa fue un superventas total, no solo en Francia, o en España, donde conquistó el Premio de los Libreros de Madrid, y tuvo una excepcional acogida. La edición en lengua inglesa superó el millón de ejemplares de ventas y sirvió, como dice Rubinstein, para descubrir "no solo una obra excepcional sino a una autora muy importante". Una autora que todavía no ha terminado de cosechar triunfos. El año próximo se iniciará el rodaje de una superproducción cinematográfica de Suite francesa, y existe el proyecto de inaugurar en Madrid una gran exposición sobre la peripecia humana de la escritora, que se clausuró en París en marzo pasado. La muestra procedía de Nueva York, donde bajo el lema Mujeres de letras. Irène Némirovsky y Suite francesa, presentaba la historia de la escritora, que ya había conmovido a la opinión pública estadounidense cuando se divulgaron los detalles del descubrimiento de su novela póstuma. Allí estaba su manuscrito, un cuaderno de papel cebolla emborronado con una letra diminuta de un azul especial; allí estaba el pequeño baúl (28,5 centímetros de alto, por 49 centímetros de ancho y 42 centímetros de profundidad), donde permaneció guardado junto a cartas, fotografías, pequeños recuerdos familiares, hasta los años noventa, cuando sus hijas se decidieron a depositarlo en un archivo público, no sin antes mecanografiarlo y reservarse cada una una copia. Y allí estaban las imágenes de Némirovsky. Fotografías de una adolescencia triste, de una juventud loca, vivida en el lujoso ambiente de los rusos blancos en el exilio. Irène, rodeada de rostros con la mirada esquiva que les identifica como descendientes de una estirpe de víctimas de pogromos, persecuciones, deportaciones. "Deportación es una palabra tan rusa", exclama Denise Epstein. Pero hábiles también para reconstruir fortunas y ganarse un sitio en las sociedades de adopción.



domingo, 17 de abril de 2011

Acuse de recibo

Como en otras ocasiones, publicamos en nuestro blog noticias literarias que nos llegan de editoriales, en este caso, de la editorial Educando, que se ha dirigido a nosotros a través de la dirección de correo de este blog :

"Una adolescente de 15 años descubierta en Tuente, publica su primera novela.
La adolescente participó en un concurso organizado en la red social por una editorial, y a la semana le llegó un contrato para la publicación de su primera novela, que aun no había comenzado a escribir. La editorial se puso en contacto con los padres para verificar la edad de la adolescente y la autoría de los textos que había enviado a través de la red social. Las noticias sobre menores y redes sociales no siempre son positivas, y en ocasiones ponen de manifiesto situaciones que terminan bastante mal. Pero, en esta ocasión, las redes sociales han servido para hacer realidad el sueño de una adolescente de apenas 15 años, cuya mayor ilusión es convertirse en escritora. IRENE SERRANO, que estudia 4º de ESO en un instituto de Sevilla, apenas se lo podía creer cuando le llegó el correo de una editorial interesada en publicar una novela escrita por ella. Acababa de ganar un concurso de relatos cortos que se había organizado en su red social, y cuando apenas había conseguido asimilarlo le llegó una propuesta de edición.
La Editorial Educando, especializada en Literatura Juvenil, le ofrecía un contrato si era capaz de escribir una novela entera en un verano, y con el mismo nivel de escritura. La adolescente lo habló con sus padres, que al
principio pensaron que podía tratarse de una estafa en internet o algo por el estilo. Al mismo tiempo la editorial se puso en contacto con ellos, pues desconfiaban de la edad de la menor. Tras conocerse y aclarar todas las dudas, la menor y sus padres firmaron su primer contrato editorial. Tras semanas documentándose sobre el tema de la novela, y varios meses escribiendo casi a diario, IRENE puede ver ahora su novela en los mostradores de los grandes almacenes. Un sueño hecho realidad, tras meses de esfuerzo y sacrificio. Una prueba de la capacidad de muchos jóvenes de hoy en día, cuando tienen la oportunidad de demostrar su valía. La novela, que acaba de salir al mercado, lleva por título: "Cuando los hombres creyeron ser dioses", y narra la historia de una adolescente de 15 años integrada en las Juventudes Hitlerianas femeninas –BDM- en la Alemania de 1935, en pleno auge del nazismo y antes de la Segunda Guerra Mundial. "

martes, 12 de abril de 2011

XVI Feria del Libro del Instituto

Mañana, a las 10.00 horas, en el SUM del Instituto, tendrá lugar el Acto de Inauguración de la XVI Feria del Libro del Instituto. En el transcurso del Acto tendremos ocasión de oír el Pregón Literario que pronunciará el periodista y escritor Francisco Robles. Asimismo, presentaremos el número 4 de la Revista "Hojas Libres" que recoge toda la actividad y la creación literaria del curso pasado en nuestro centro, y cuya edición ha coordinado Lola Villar, profesora de Filosofía, con la colaboración de Rafael Portero, profesor jubilado de Biología-Geología. Por otro lado, también entregaremos los premios a los alumnos, padres y profesores premiados en los Concursos convocados durante el 2º trimestre: Concurso de Cartas y Poemas de Amor y Desamor, Concurso de Marcapáginas, Certamen Literario Feria del Libro. Tras el Acto, nos dirigiremos a la Biblioteca y allí se inaugurará oficialmente la Feria del Libro. Algunos alumnos del centro colaborarán en esa inauguración (Manolo Polvillo, Luis Pizarro, Alberto Calvo, Francisco Javier Acosta, David Yago White).

Al día siguiente, en el SUM se celebrará un Recital Poético-Musical, en el que participarán alumnos de diferentes cursos, que leerán y dramatizarán poemas en inglés, francés y castellano. A este acto también se ha invitado a los padres de los alumnos participantes en este Recital. Las profesores Juana Pérez, Isabel Celis y el profesor Antonio Granero, son los responsables de la organización de este Acto.

En la Feria del Libro habrá también presentaciones de libros, firma de ejemplares y nuestra tradicional exposición "Recomienda un libro", además de otras actividades. El viernes, día 15, coincidiendo con el final del Trimestre y la Feria del Libro, habrá una jornada de puertas abiertas para las familias y también una clase magistral para alumnos de Imagen y Sonido a cargo del elenco de la obra musical "Oh, mamma mía".

La Feria del Libro, en lo que se refiere a venta, estará abierta en la Sala de Lectura de Biblioteca el miércoles, en horario de mañana y tarde, al igual que el jueves, mientras que el viernes cerrará sus puertas al mediodía. La comunidad educativa puede adquirir libros con un 25 por ciento de descuento, gracias a la colaboración del AMPA, la Librería Prisma y la aportación del propio Instituto.

Esta es la gran cita anual en torno al libro que el Instituto organiza desde hace 16 años.  La Biblioteca es el lugar en el que confluyen esos días todas las personas interesadas en adquirir novedades, en comentar libros o simplemente, en hojearlos. Esperamos que esta iniciativa contribuya a fomentar el hábito lector entre los alumnos y el respeto por la creación literaria.



domingo, 10 de abril de 2011

Gran pantalla

Tres noticias muy diferentes saltan a las páginas de los informativos de fin de semana, en relación con el Séptimo Arte. La primera de ellas se refiere a un estreno, "Sin límites" que ha llegado a las pantallas este pasado viernes. Sus intérpretes, un Robert de Niro en plena madurez y un joven Bradley Cooper, con una carrera ahora mismo imparable, después de haber participado, durante algunos años, en la serie de culto "Alias" (de la que me confieso seguidora acérrima), compartiendo protagonismo con Jennifer Gardner (la mujer de Ben Affleck) y el sugerente Michael Vartan (sobrino de Sylvie Vartan, la mujer de Johnny Hallyday, pareja francesa de amplias resonancias musicales).

La otra noticia alude directamente al cine español. Ha sido elegido Presidente de la Academia el distribuidor Enrique González Macho, que irá acompañado en las tareas de gestión por la actriz Marta Etura y por la realizadora Judith Colell. González Macho ha vencido a la otra candidatura, la encabezada por el director Bigas Luna y promete continuar con la línea de trabajo de sus antecesores en la presidencia, Alex de la Iglesia y Ángeles González-Sinde. Por cierto que los Almodóvar, Pedro y Agustín, han vuelto a la Academia, después de haberse marchado en 2004 por desavenencias relacionadas con las nominaciones a los Oscars.

Por último, es de justicia recordar, en el momento de su fallecimiento, al cineasta Sidney Lumet, que ha muerto a los 86 años. Lumet había nacido en Pensilvania en el año 1924 y ha muerto en Manhattan, en la ciudad de Nueva York, a la que dedicó tantos pasajes de su obra. Formó parte de ese grupo de directores que desembarcaron en Hollywood directamente desde la televisión. Woody Allen, Martin Scorsese y Al Pacino le han rendido homenaje en el día de hoy, recordando su contribución al cine. Allen comparte con Lumet su pasión por la ciudad de Nueva York; por su parte, Al Pacino trabajó con el director en dos de sus películas más emblemáticas "Tarde de perros" y "Serpico".


La filmografía de Sidney Lumet es muy extensa e importante. Para mí su mejor obra es "Doce hombres sin piedad", película que he visto, sin exagerar, cientos de veces y que podría ver todos los días sin decaer su interés ni un segundo. Esta película, realizada en 1957, obtuvo el Oso de Oro en el Festival de Cine de Berlín y narra las deliberaciones de un jurado, doce hombres, que tienen que decir sobre la culpabilidad o la inocencia de un acusado. Hay muchas películas de jurado y de juicios, de manera que forman casi un género propio en el cine, pero "Doce hombres sin piedad" es la mejor. Las interpretaciones de los actores, todos ellos de primera fila, el desarrollo fílmico, los diálogos, el ambiente claustrófico al que el calor proporciona otra vuelta de tuerca en la tensión, la resolución de la historia, todo ello confluye en una auténtica obra maestra, probablemente la mejor interpretación de las que hizo ese extraordinario actor que fue Henry Fonda.

sábado, 9 de abril de 2011

Cómics, siempre

(Artículo de Andrés S. Braun en "Babelia" del sábado 9 de abril de 2011)

De Moisés a Dante. De Hitler al Che. De Kiki de Montparnasse a Evita Perón. De la perrita Laika al último fenómeno adolescente del pop globalizado, Justin Bieber. El cómic biográfico ha sido desde hace décadas un formato fructífero -y aún lo es- como demuestran colecciones españolas de antaño como Vidas Ilustres (Novaro) o Cómic Biografías (Bruguera), o la reciente apuesta de la editorial estadounidense Bluewater Productions por el género a través de sus series Fuerza Femenina (que recoge la vida y milagros de mujeres influyentes, desde Margaret Thatcher hasta Oprah Winfrey), Poder Político (desde Obama hasta Mandela) o Fama (desde David Beckham pasando por Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, Lady Gaga o el mencionado Bieber).

Entremedias, se han publicado cientos de colecciones y volúmenes independientes en medio mundo firmados tanto por autores de escaso renombre como por figuras reputadas (por ejemplo, los argentinos Héctor G. Oesterheld, Alberto Breccia, José Muñoz y Carlos Sampayo, la francesa Catel Muller, el estadounidense Nick Bertozzi o los japoneses Shigeru Mizuki y Osamu Tezuka) que demuestran que el género es inagotable.

Coincidiendo con el Salón del Cómic de Barcelona (del 14 al 17 de abril), aterrizan en España dos tebeos llamados a convertirse en obras de referencia para las biografías en viñetas. Ambas evidencian no solo el talento de sus autores, también la excelente salud del género, el potencial narrativo de la novela gráfica y el olfato del tejido editorial que la sustenta. Muchos dudan de que las grandes casas o los editores independientes hubieran apostado por estos dos cómics hace poco más de una década. Más aún teniendo en cuenta que ambos se centran en dos figuras tan universales como complejas. El primero es Logicomix (Sins Entido), un monumental y brillante repaso a la historia moderna de la lógica y las matemáticas a cargo de cuatro autores -tres griegos y una francesa- centrado en la vida del británico Bertrand Russell. El segundo, Dublinés (Astiberri), es un excelente cómic biográfico del irlandés James Joyce firmado por el asturiano Alfonso Zapico.

"Cuando explicábamos el proyecto, la mitad de la gente pensaba que íbamos a hacer un libro de texto ilustrado. La otra mitad simplemente pensaba que éramos unos descerebrados", cuenta por teléfono, desde Atenas, Apostolos Doxiadis, el autor que primero concibió la idea de hacer Logicomix. Escritor que estudió matemáticas en Columbia, Doxiadis llevaba tiempo queriendo componer algo sobre la apasionante historia de los lógicos y matemáticos del XIX y el XX. "Pero nunca pensé en hacer una novela histórica, porque la descripción es una faceta literaria que nunca me ha gustado", explica.

La ecuación quedó despejada cuando conoció al matrimonio formado por el griego Alecos Papadatos y la francesa Annie Di Donna, dibujante y colorista del volumen, respectivamente. "Querían producir su primera novela gráfica. Les encantó mi idea y yo me libré del aspecto descriptivo", cuenta Doxiadis. Poco después el también griego Christos H. Papadimitriou se embarcó como guionista junto a Doxiadis en este titánico proyecto que comenzó siendo autofinanciado por sus responsables.

Los dos comenzaron a armar el argumento de este tomo de casi cuatrocientas páginas mientras Papadatos y Di Donna recorrieron media Europa en tres semanas para documentar sus ilustraciones. "Al principio no lo compusimos en torno a una figura central. Al poco comprobamos que la estructura era débil y nos dimos cuenta de que la vida de Russell era la columna vertebral que necesitaba", detalla Doxiadis. "¿Que por qué Russell? Porque además de su importancia como pensador, su biografía es apasionante, a diferencia de muchos otros lógicos cuya vida fue 'nació, estudió, escribió, dijo, siguió estudiando...", argumenta el autor griego. "Russell incluso abandonó el estudio al comprender que la ciencia no le bastaba para comprender el sentido del mundo". Esta decisión inclinó a los cuatro a apostar aún más por el enfoque biográfico en lo que respecta al resto de pensadores que aparecen en el cómic. Así lo resume Doxiadis: "Comprendimos que lo más interesante de esta búsqueda épica de las certezas matemáticas y lógicas estaba en que sus protagonistas, desde Poincaré a Wittgenstein, emprendieron esta aventura movidos por sus necesidades emocionales. La única manera de satisfacerlas era dar forma y sentido a la realidad. Por eso lo esencial para nosotros pasó a ser la descripción de la relación interpersonal de los personajes y sus ideas". Esta última frase es una estupenda manera de definir lo que es este cómic, en el que sus propios autores cobran vida en las viñetas para narrar paralelamente el arduo proceso creativo que ha durado cinco años, al igual que hacen en las viñetas compuestas para Babelia que ilustran la portada y estas páginas.

"Lo que más nos alegra de haber apostado por una biografía en forma de novela gráfica es que hemos logrado contar una historia complicada -que de primeras resulta antipática tanto al lector habitual de tebeos como al que no tiene ni idea ni interés por las matemáticas- que ha gustado a unos y a otros". El que Logicomix se haya convertido en la novela gráfica griega más extensa, ambiciosa y de más éxito tanto a nivel nacional como internacional (ha sido durante 11 semanas la obra más vendida en la lista de cómics de The New York Times) certifica las palabras de Doxiadis.

"Es verdad que dejamos fuera capítulos de la vida de Russell y que introdujimos ficción, sobre todo encuentros que no se produjeron entre algunos pensadores -aunque intercambiaron esas mismas opiniones por correspondencia- o el mantener vivo a Gottlob Frege seis años después de su muerte. De hecho, en todo el cómic solo debe haber dos o tres frases literales pronunciadas por Russell en vida. Pero era la manera de que los personajes cobraran vida y consideramos que es una obra muy fiel, más que muchas novelas históricas", argumenta Doxiadis.

Por su parte, Alfonso Zapico, a quien el Salón del Cómic otorgó el año pasado el Premio Josep Toutain al Autor Revelación, no ha introducido eventos ficcionados en Dublinés. "La vida de Joyce es tan rica y tan surrealista que no me ha hecho falta", comenta por teléfono desde la ciudad francesa de Angulema, cuyo prestigioso festival premió precisamente este proyecto y le concedió una beca hace tres años para residir en la reputada Maison des Auteurs y completar allí en ese periodo la obra. "La idea surgió al leer dos biografías suyas y comprobar que su obra estaba ahí, en su vida, en las personas que conoció y en los sitios en los que residió". Estos dos libros son Joyce para Principiantes, de David Norris y Carl Flint (Lectorum, 2007), a partir del cual Zapico extrae el espíritu de Dublinés -"lo que significó la vida para Joyce"-, y James Joyce, de Richard Ellmann (Anagrama, 2002). "Sintetizando el trabajo cronológico de Ellmann obtuve el esqueleto y le añadí el enfoque de una guía de viaje. Dublinés es como un recorrido en tren por los escenarios de la vida de ese irlandés universal", añade Zapico, que se documentó a partir de los libros fotográficos James Joyce's Ireland, de David Pierce (Yale University Press, 1992), y Faithfull Departed, de Kieran Hickey (The Lilliput Press, 2004), una reconstrucción del Dublín de 1904, el año en el que transcurre Ulises. "De Joyce hay pocas fotos. Son muy antiguas, y por ello muy estáticas. Usé mi imaginación para aplicar al personaje lo que se deduce de sus biografías: que debió ser un tipo muy histriónico", desvela.

De Dublinés sorprende su fluidez y ritmo ágil pese a la abundancia de cartelas (los recuadros de texto que actúan como la voz del narrador). "Nunca quise hacer un Ulises en viñetas. He intentado alternar el exceso de texto con cuadros de acción pura y dura y también aligerar estos pasajes y plasmarlos en un lenguaje sobrio. Pretendía establecer una conversación sencilla entre el narrador y el lector", matiza Zapico. Es de eso de lo que más se enorgullece: de no haber sacrificado la fluidez narrativa en favor de toda la información que contiene esta historieta de casi 250 páginas. "La ventaja de producir una biografía en formato cómic es que la historieta es más digerible siempre que se haga bien. Aún más en el caso de Joyce, que para muchos es sinónimo de obras voluminosas y crípticas que requieren guías aún más voluminosas para su comprensión". En ese sentido, Zapico cumple con nota el objetivo que se plantean -no sin cierto dolor- muchos autores; que el lector devore con fruición en apenas unos segundos una página que ha llevado horas o incluso días de trabajo.

Zapico admite que no tomó como ejemplo ninguna de las notables biografías en cómic que se han hecho hasta ahora. "Simplemente porque, como ya he dicho, la alucinante vida de Joyce me bastó como única inspiración". En todo caso es su nuevo tebeo el que puede servir de referencia a aquellos que se aproximen en un futuro al género biográfico a través del cómic.

Logicomix. Una búsqueda épica de la verdad. Apostolos Doxiadis, Christos H. Papadimitriou, Alecos Papadatos y Annie Di Donna. Traducción de Julia Osuna Aguilar. Sins Entido. Madrid, 2011. 352 páginas. 24 euros. Dublinés. Alfonso Zapico. Astiberri. Bilbao, 2011. 232 páginas. 18 euros. El 29º Salón del Cómic de Barcelona se celebrará del 14 al 17 de abril en el Palacio 8 de la Fira de Barcelona. ficomic.com.


jueves, 7 de abril de 2011

Novedades de abril para adolescentes


 
En este enlace tenéis las últimas novedades de libros para adolescentes que han salido al mercado. Los hay de temas diversos, aunque predominan los que tratan tramas de misterio, porque gustan mucho a los chavales y están muy de moda. Si os decidís a comprar y leer algunos de estos libros nos gustaría que nos contárais vuestras impresiones acerca de los mismos. Para ello podéis mandarnos un mensaje de correo electrónico a la dirección del blog: plan.lector.nestor@gmail.com
Los mensajes que vayamos recibiendo los iremos mostrando en el blog.


domingo, 3 de abril de 2011

Editoriales con encanto

Visor, Funambulista, Impedimenta, Acantilado, Contraseña, Jirones de Azul, Periférica, Nemira, Zumaque, Mil y un cuentos, Edimáter, Barataria, Pre-textos, Incógnita...son algunas de las editoriales "pequeñas", especializadas o, como podríamos también llamarlas, "editoriales con encanto", producción artesana, muy cuidada, intentos de dar un producto bueno y personal, con ediciones muy agradables a la vista y al tacto, con búsqueda de nuevos títulos y autores.
Me gustan este tipo de editoriales y aquí, en este blog, intentamos darles un sitio y sacar a la luz los libros que van publicando. Algunas de ellas son andaluzas, aunque las hay de toda España.
Son emprendedores de los libros, que necesitan apoyo. El mejor apoyo es siempre comprar sus libros y leerlos, publicitarlos a través del boca a boca.

Anímate a conocerlas.