sábado, 10 de septiembre de 2011

Afán de permanencia

Teresa me trae este libro, titulado así, como la entrada de este blog. Su autor, Antonio Rivero Taravillo (Melilla, 1963), es alguien de quien ya hemos hablado con ocasión de comentar sus libros sobre Cernuda (una biografía en dos tomos, absolutamente recomendable). El libro pertenece a la Colección Álogos que está dedicada, curiosamente, a acercar "a los lectores una cuidada selección de entradas de los blogs más relevantes del momento". Esta Colección forma parte de Ediciones de La Isla de Siltolá.
Es verdad que el mundo de los blogs, al que se define en la contraportada de este libro como un "casi género literario", tiene ahora mismo una gran pujanza. Como en todo, hay de todo. Algunos blogs son verdaderas maravillas, como podemos apreciar en algunos de los que aparecen enlazados en Biblionéstor. He aprendido que un "álogo" es un comentario a una entrada de blog. Según se explica aquí la primera vez que se usó este término fue en la entrada publicada el día 19 de marzo de 2009 en el blog "La vida al filo de la espada".


Las entradas que componen el libro aparecieron entre 2008 y 2010 en el blog "Fuego con nieve". Este título me resulta sugerente: una colección inédita de mis poemas se llama "El fuego oculto" y otra "Paréntesis de nieve". Unir el fuego con la nieve es lo que hace Rivero Taravillo en su blog que ahora se escribe y se lee en papel impreso, como si fuera un cante de ida y vuelta. De todas las entradas que se recogen aquí me quedo con una en la que habla de los maestros, de sus abuelos maestros y de su padre que fue maestro de los maestros de la Escuela Normal. La educación gira y gira por entre las palabras del libro, apareciéndose de vez en cuando y asomando la cabeza con sus problemas a cuestas. También, nombres conocidos, lugares y situaciones, porque se trata de entradas muy puestas en el día a día.

En fin, he leído el libro de un tirón y os lo recomiendo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Realiza tu comentario dentro del respeto y la corrección.