viernes, 13 de mayo de 2011

Regala libros

Se da la curiosa circunstancia de que la gente deja de regalarte libros cuando supone que ya tienes muchos. Esto me viene ocurriendo desde hace algún tiempo y la verdad es que me sorprende. Es verdad que puedes tenerlos repetidos, pero siempre hay solución para eso porque el libro es una de las cosas cuyo precio no puede ocultarse, así que no hay problema en procurar que se cambie por otro. Sin embargo, es así. Hacía mucho tiempo que, salvo los Reyes Magos, nadie me regalaba libros. Pero hace unos días, mi cumpleaños ha traído la agradable novedad de dos regalos en forma de libros. Además de agradecerlos a Elvira y Juan Eduardo, os cuento aquí algo de ellos. Me parece especialmente bonito compartir los libros que uno lee y que, quizá, pueden gustar a otras personas.
Uno de los libros estaba en mi lista de espera de compras. Se trata de la última novela publicada de Irène Némirovsky, "Los perros y los lobos", editado por Salamandra (la editorial española de la autora) de la que ya se ha hablado en este blog. Espera impaciente poder leerla y el regalo de Elvira me hizo disfrutar muchísimo, porque el libro no defrauda, porque Irène no defrauda nunca. Es un libro intenso, complejo y quizá también duro, pero dentro de la mirada franca, abierta y sin disimulos que la autora lanza al mundo exterior y a su propio mundo interior.
El otro libro era desconocido para mi y supuso una novedad muy curiosa. Su título puede darnos una pista acerca de lo que trata. "Las aventuras de un libro vagabundo". Su autor, Paul Desalmand, alguien a quien antes no había leído (lo que supone un añadido de interés). Lo edita Destino en una edición muy bonita, con una preciosa portada en tonos ocres y rojos. "Una pequeña joya" dice de él France-Inter. "Un maravilloso ejercicio de estilo", afirma Le Nouvel Observateur. Y, el propio autor, en la contraportada, escribe una frase que nos desarma: "Sólo hay dos cosas que pueden cambiar realmente a un ser humano: un gran amor y la lectura de un gran libro". 
Me gustaría contaros algo de este Paul Desalmand del que no sabía nada. Resulta que nació en 1937 en una pequeña población de la Alta Saboya y que, durante muchos años, trabajó de maestro de escuela. Además de este libro ha escrito otros cincuenta más sobre literatura y arte, así como algunas biografías, entre ellas las de Stendhal y Picasso. "Las aventuras de un libro vagabundo" es su primera novela. 
He leído ambos libros y con los dos he disfrutado. Después de leer a Irène siento la misma sensación agridulce, mezcla de tristeza y encanto. En lo que respecta a Desalmand, ha tenido una genial idea haciendo protagonista de un libro a un libro y creo que si lo lees a tí también te parecerá una sorprendente obra que, para variar, no habla de lo mismo que hablan últimamente la mayoría de las novelas...ya sabes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Realiza tu comentario dentro del respeto y la corrección.