sábado, 19 de febrero de 2011

Ser escritora

Pronto vamos a tener una actividad preciosa en la Biblioteca, en la Sala Circular. Se llama "Ser escritora" y podéis suponeros de qué va. En nuestro Instituto hay un número grande de alumnos que tienen un gran interés por la escritura, por la literatura, los libros, la creación literaria en suma. A esos alumnos va dirigida esta charla, este encuentro de la escritora y periodista Eva Díaz Pérez, en el que les contará algunas de las claves de la profesión. Alguien joven y experimentado como Eva Díaz, podrá, sin duda, acercarse a los alumnos para transmitirles quizá la emoción, la duda, el trabajo, la búsqueda, que significa la tarea de escribir. Ella lleva ya muchos años haciéndolo y por eso su voz tiene las suficientes garantías como para convertirse en un espejo en el que mirarse.
Los asistentes a esta charla serán alumnos interesados en la escritura. Conocemos a muchos de esos alumnos, porque los hay que se presentan a los concursos literarios que convocamos o porque se trasluce su interés de alguna manera. Pero, ay, también existen alumnos ocultos, invisibles, que están tocados por la varita mágica del talento literario aunque no se note, aunque no lo sepamos. Averiguarlo y sacarlo a la luz no es fácil. Pero podemos intentarlo, podemos hacer que resplandezca el brillo de ese niño o de esa niña que, por timidez, por mil motivos, todavía no ha dado el paso que distingue a unos de otros: el paso de ver publicado lo que se escribe.
Nuestra propia experiencia nos dice lo importante que es, en algunos momentos de nuestra vida, oír un testimonio, oír a alguien que pueda hacernos sentir que hay un camino que está a nuestro alcance. He contado alguna vez lo que me impresionó Andrés Neuman cuando, en la Feria del Libro de Sevilla pasada, leyó en el Apeadero de la Plaza Nueva, un fragmento de su libro sobre aeropuertos. No era solamente lo que leía, era cómo lo hacía y como sonreía al hacerlo. Si yo no lo hubiera ya sabido desde mucho antes, en ese mismo instante habría entendido que escribir es, seguramente, una necesidad ineludible y una forma de vivir. 
Estoy segura de que Eva Díaz Pérez nos va a transmitir muchas cosas en esa charla que espero que conduzca el profesor Joaquín Pérez Blanes, que es también escritor y de los buenos. Estaremos pendientes de esas palabras y de los rostros de los niños. Al fin y al cabo, para ellos gastamos nuestras pequeñas células grises (las mismas que Poirot utilizaba en descubrir quién mató a la señora McGinty), inventando cosas que puedan abrirles puertas, muchas puertas abiertas al futuro. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Realiza tu comentario dentro del respeto y la corrección.