viernes, 21 de enero de 2011

Triste Irène




Irène Nemirovsky es una autora asidua a nuestro blog. Ya hemos hablado de su vida, de su obra y de cómo, al invadir los nazis su tierra de acogida, Francia, no quiso volver a ser una exiliada (como lo había tenido que ser al salir de Ucrania, su tierra natal) fue apresada y confinada en un campo de concentración, donde murió.

Afortunadamente, sus papeles no publicados y su obra ya impresa, han vuelto a salir a la luz estos últimos años con gran fuerza, y podemos así acercarnos a una escritora de pulso firme, de especial punto de vista, de inusitado vigor y fortaleza, no exenta de sensibilidad y ternura.

Cuando creíamos haber leído ya toda la obra publicada de Némirovsky, topamos con un librito publicado en 2009 por Alfaguara Infantil y titulado "Un niño prodigio". En apenas cien páginas, este libro, escrito con 24 años, nos trae la triste, tristísima historia de un niño especial, diferente y artista.

El lenguaje alado de Irène es, en esta ocasión, más sutil que nunca, más delicado, más lleno de matices y de perfume. Es un libro que se lee en seguida y que cautiva sin dudarlo, aunque, ya os digo, nos deje un fondo de tristeza que no podemos evitar.

2 comentarios:

  1. Tomamos buena nota. Gracias por la recomendación. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Saludos también para ti, Biblos. Y gracias por seguir nuestro blog. Este libro te gustará muchísimo y es una lectura que nuestros alumnos agradecerán.

    ResponderEliminar

Realiza tu comentario dentro del respeto y la corrección.