martes, 30 de noviembre de 2010

Amores virtuales


En otro lado de este blog os hablé hace algún tiempo de la primera parte de este libro, que se llama "Contra el viento del norte" y que me leí en una sentada. Pues bien, la segunda parte, de título "Cada siete olas" aún es mejor. Lo podéis comprobar vosotros mismos si accedéis a ambas partes, que están en nuestra biblioteca. Seguramente se trate de uno de los fenómenos editoriales más interesantes de estos meses y por ello está en la lista de libros más vendidos que suelen recoger los suplementos culturales de los fines de semana.

Los personajes de ambos libros son los mismos: Emmi y Leo. La relación entre ellos se organiza en torno al ordenador, a los mensajes de correo. Los sentimientos, la pasión, la descripción de sus vidas y de ellos mismos, los compases de espera, la alegría y la tristeza, la furia, el amor, la pérdida, todo ello desfila por los textos de los mensajes igual que ocurre en el vida real. Emmi y Leo destinados a encontrarse físicamente, aunque su escritura sea para ellos más real que la vida diaria, se convierten en personas a las que podemos reconocer porque en ellos viven cosas que todos hemos vivido o casi todos.

Absolutamente recomendable por su ternura, sencillez, vitalidad, por lo que significa y por lo que expresa, "Cada siete olas" es todavía mejor que la primera parte y, además, cierra un círculo que se había quedado abierto y que sus lectores queríamos ya redondear.

El libro lo publica Alfaguara y su autor es Daniel Glattauer.

lunes, 29 de noviembre de 2010

Cuando editar es un arte


De igual manera que nuestros barrios y pueblos están llenos de pequeños comercios que nos ofrecen, además de sus productos, el calor de una buena conversación y siempre un saludo amable, hay editoriales que son casi artesanales, editoriales que trabajan con calor, color y mucho corazón para mantenerse en el mercado. Sus libros se distinguen porque parecen hechos uno a uno. A veces hablamos aquí de algunas de esas editoriales y, en este caso, os hablo de una y de uno de sus libros:

Os presento a la editorial Periférica, de Cáceres, y lo hago con sus propias palabras:

Periférica ofrece desde su fundación, en abril de 2006, una selección de «clásicos modernos», muchos de ellos inéditos aún en castellano o poco difundidos durante los últimos años, con una especial atención a aquellos autores que entre la Ilustración y el fin del siglo XIX conformaron una idea de Europa y del mundo que merece la pena conocer y pensar. Y sobre la que aún queda mucho por leer: novelas, poemas, relatos y ensayos de calidad indiscutible. Pero también habrá hueco en Periférica para rescatar títulos que surgieron durante el siglo XX al margen de «lo establecido» o de los gustos dominantes, y que representan lo que se ha llamado «corriente sumergida de la literatura contemporánea». Por último, se descubrirán para los lectores de España y de América Latina algunas de las propuestas más audaces y sugerentes de la última narrativa internacional, con especial atención a la mejor literatura latinoamericana actual.La primera colección de la editorial lleva por título "Biblioteca portátil". La segunda, creada en enero de 2007 y dedicada exclusivamente a publicar "no ficción" ("entre la erudición y el underground"), "Pequeños tratados", nombre que nace de unas palabras de Walter Benjamin al comienzo del Trauerspiel. La tercera colección fue creada en el segundo semestre de 2009 bajo el lema "Largo recorrido", y va a ofrecer durante los próximos años algunos títulos fundamentales de la literatura internacional cuya consagración es ya más que evidente.

El libro que tengo delante, publicado en 2008, se titula "La polilla y la herrumbre" y su autora es Mary Cholmondeley. Nunca había oído hablar de esta autora y quizá vosotros tampoco. Por si acaso, la contraportada del libro nos aclara que fue publicada por vez primera en 1912 y que, hasta ahora, ha estado inédita en castellano (algo que semeja a esta editorial con Impedimenta, que también nos presenta traducciones de obras de principios de siglo). Este libro trata sobre la verdad y sus consecuencias. Tiene entre sus páginas "diálogos a lo Jane Austen; citas no tan encubiertas a Henry James (amigo de la autora); shakespearianos paisajes de enredo y falso desdén; y mucha ironía, hasta llegar a la sátira en lo referente al amor y la posición social..."

Sus personajes son "dos parejas de enamorados, un hermano vividor y caradura, un par de madres sin escrúpulos, y, por qué no, algo de bondad y sentido común..."

No sé vosotros, pero a mí me parece un cóctel sumamente atrayente para empezar a leerlo. Y, ¿quién es Mary Chomondeley? me pregunté asimismo, ¿quién es y porqué no he oído hablar de ella hasta ahora?... Pues resulta que Mary vivió entre 1859 y 1925 en Hodnet, Inglaterra, en el seno de una familia "ligada a los ambientes literarios de su época". Dice la reseña que se trata de una de las autoras más representativas del movimiento feminista New Woman (del que yo tampoco conocía nada hasta este momento), que influyó notablemente en la literatura inglesa y norteamericana de finales del XIX y principios del XX. Lo más destacado de sus obras son la novela "Red Pottage" de 1899 y su Autobiografía "Under One Roof" de 1917. El escritor norteamericano Mark Twain elogió sus libros por su ironía y sentido crítico.

Para terminar esta reseña y esta recomendación de que leáis el libro (ya en nuestra biblioteca) y que así os acerquéis a nuestra nueva amiga Mary Chomondeley, fijaros qué nota aparece en una de sus páginas iniciales:

El editor autoriza la reproducción de esta obra, total o parcialmente, por cualquier medio, actual o futuro, siempre y cuando sea para uso personal y no con fines comerciales.

Bien por Periférica.

domingo, 28 de noviembre de 2010

Fernando de Rojas, detective


Dos libros de Luis García Jambrina despiertan nuestra atención. Han sido publicados por la Editorial Alfaguara. El primero "El manuscrito de piedra", el segundo, de plena actualidad porque acaba de publicarse "El manuscrito de nieve". Ambos, ambientados en la Salamanca de finales del siglo XV. Ambos, protagonizados por un experto detective y hombre de leyes llamado Fernando de Rojas, que, entre pesquisa y pesquisa, todavía tiene tiempo para escribir, según parece, una obra de teatro llamada "La Celestina" (sí, ésa en la que están por ahí Calisto, Melibea y otros)...

Mi profesor de la asignatura Arte del Renacimiento y del Barroco siempre decía que leer "Bomarzo" de Múgica Láinez, enseñaba más del Renacimiento Italiano que muchos libros de texto. Pues a ver si, a través de estos dos libros de Luis García Jambrina somos capaces de que nuestros alumnos se aficionen a conocer el trasfondo cultural y la historia social del siglo XV en una de las ciudades más activas del momento y también a familiarizarse con Lázaro de Tormes, La Celestina y otras joyas de nuestra literatura.

Intrigas criminales en una novela de fondo histórico. Mezcla de géneros: suspense de capa y espada. Creo que nos gustará a nosotros y a nuestros alumnos. Estamos ya en el preludio de un tiempo de vacaciones en el que leer será una de nuestras actividades favoritas. Podemos empezar a recomendarles libros para regalar o para ser regalados. Estos dos libros son una estupenda opción para ambas cosas.

sábado, 27 de noviembre de 2010

¿Quién mató al señor Li?




"Harry Bosch y su compañero Ignacio Ferras investigan el asesinato del señor Li, anciano propietario de Fortune Liquors, una tienda china de licores de Los Ángeles. Las cámaras de seguridad del local invalidan la teoría de atraca y dejan la puerta abierta a que el crimen esté relacionado con una posible extorsión por parte de la mafia china. Bosch, en deuda con Li desde que éste le ayudara durante los disturbios raciales de la ciudad, promete a sus hijos que encontrará al asesino de su padre..."

Así arranca Michael Connelly su último libro "Nueve dragones" de Roca Editorial. Harry Bosch el detective creado por el escritor, es también aquí el protagonista. Desde que Connelly, tras leer las obras de Raymond Chandler, decidiera ser escritor, han pasado ya algunos años y han aparecido en el mercado editorial muchas obras suyas: "El eco negro", "El poeta", "Deuda de sangre", "Más oscuro que la noche", "Echo Park", "El observatorio" y "El veredicto", por citar solamente algunas de ellas.
Miles de lectores en todo el mundo (entre los que se encuentra la flamante Premio Cervantes Ana María Matute) siguen las obras de Connelly, que se ha convertido en un autor de culto en la novela negra. Si queréis conocerlo mejor, os podéis dar una vuelta por su página web y por el sitio que recoge muchos aspectos de su obra

viernes, 26 de noviembre de 2010

Pasión por la lectura




Los lectores saben de qué hablo: esa sensación única de tener en tus manos un libro que tienes muchas ganas de leer, que te va atrapando, que no quieres dejar... Esos momentos en los que estás deseando que llegue el momento de volver a sentarte con tu lectura, para poder seguir dentro de ese mundo que te ha captado y que te interesa más que nada en esos momentos. La pasión por la lectura es, a veces, desasosegante, porque no te deja hacer otra cosa. Madrugas para terminar ese libro, quieres acabar el almuerzo para sentarte rápido a leer, buscas un hueco para la lectura como sea...

Y ¿por qué un libro y no otro? ¿por qué una historia y no otra? ¿por qué ese autor te llega mucho más que el resto? En esto de la elección de un libro intervienen muchos factores, algunos de ellos bastante simples y poco decisivos en apariencia: el formato, la letra, los colores, las portadas, los autores, las historias....pero en la lectura apasionada hay un elemento misterioso que se nos escapa. Ese elemento químico o físico funciona igual que en las relaciones humanas, que en la vida de pareja, que ante todas las pequeñas cosas de la vida. Algo nos atrapa y se convierte en indispensable para un momento determinado, para un tiempo o para siempre.

Esa es la pasión por la lectura, que conocen bien quiénes se sienten sumergidos en ella. Los lectores saben de qué hablo y saben que no tiene cura, ni solución, ni término. Solamente puede uno leer, leer, leer...

jueves, 25 de noviembre de 2010

Contra la violencia hacia la mujer


Libre te quiero

Libre te quiero,como arroyo que brinca
de peña en peña.Pero no mía.
Grande te quiero,como monte preñado
de primavera.Pero no mía.
Buena te quiero,como pan que no sabe
su masa buena.Pero no mía.
Alta te quiero,como chopo que al cielo
se despereza.Pero no mía.
Blanca te quiero,como flor de azahares
sobre la tierra.Pero no mía.
Pero no mía ni de Dios ni de nadie
ni tuya siquiera. Pero no mía.

(Agustín García Calvo)

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Berta Mir, detective


La vida cambia inesperadamente para Berta Mir con dieciocho años recién cumplidos. Su padre, detective de profesión, sufre un accidente que resulta ser un intento de asesinato. Luchando contra el tiempo, Berta deberá resolver, con su ingenio y su valor, los tres casos en los que trabajaba su padre antes de que el asesino vuelva a intentarlo. Tras ellos se esconde el culpable: ¿una mujer que engaña a su marido?, ¿un chico al que su padre hace seguir para evitar que tome drogas? o ¿una muchacha desaparecida, que se ha escapado de casa con su novio?.

"El caso del falso accidente" es la primera novela de Berta Mir, una chicha que habrá de tratar con criminales mientras sigue con sus amigos, sus amores, su grupo, tocando el bajo y cantando. Todo eso que forma parte de la complicada vida de una joven de dieciocho años.

Jordi Sierra i Fabra (Barcelona, 1947), escritor y rockero, ha escrito más de 400 libros desde que empezó a escribir con ocho años, y ha vendido más de 9 millones de libros. Su abundante obra ha merecido múltiples galardones, entre los que destaca el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil en 2007 por su obra "Kafka y la muñeca viajera" (Siruela, 2006). Viajero pertinaz, escribe mientras viaja y viaja mientras escribe.

Esta es la presentación que la Editorial Siruela hace de la última publicación dedicada a los jóvenes, en su colección Las Tres Edades. Serie Negra, que acaba de sacar a la luz. Ya está en las librerías y ya está en nuestra biblioteca este caso detectivesco en el que la protagonista es una chica, Berta Mir y el autor es el escritor Jordi Sierra i Fabra, uno de los referentes en literatura dedicada a los niños y jóvenes desde hace muchos años. "El caso del falso accidente" comienza así:

"La sala de espera de un hospital es un espacio amargo. Fría por su decoración, paredes vacías, sillas de plástico que parecen albergar las penas de todos los que han pasado por ellas, atmósfera cortada con el dolor, ventanas que dan a un mundo que, de pronto, parece irreal. Caliente por la angustia, la energía de los que aguardan, la tensión envuelta en largos silencios o breves desgarros de llanto, la ansiedad que quema como el miedo. Cuando está vacía y sólo estás tú, te oprime, te aplasta, te convierte en parte de esa nada que diluye el tiempo..."

martes, 23 de noviembre de 2010

Pétalos de poesía


Dicen que no es tiempo de poesía. Que escribir o leer poesía es algo que no está de moda. Pero yo pienso que no es así, que la poesía, como manifestación literaria más cercana a lo abstracto, a los sentimientos en estado puro, siempre tendrá su sitio. En realidad, todos los escritores quisieran ser poetas, quisieran dejar, en unas pocas palabras, una huella indeleble en sus lectores.

Traemos aquí el nuevo libro de un poeta español actual, Luis Alberto de Cuenca. Se llama "El reino blanco". De él ha escrito en Diario Sur.es, Alfredo Taján, lo siguiente:

'El reino blanco' se abre con un capítulo onírico y distante, escéptico y delicado. Debo confesar que me sorprendió el arranque sombrío del celebrado poeta vitalista. De los poemas 'Sueño de mi padre' o 'Sueño turco', quisiera destacar su atmósfera inquietante, de 'La maleta perdida', esta declaración: «Aquel lugar no era de este mundo: por eso me dejé la maleta en el tren»; y sigue el poeta secuestrado por la muerte enamorada avanzando por el camino verde, donde mueren los cisnes, entre hojas de otoño; De cuenca reflexiona, templado y elegante: «Pasan las horas, lentas como un suplicio antiguo...», más tarde, ese sutil desfallecimiento le sirve para reconocer a los amigos, en 'Donde habite el olvido': «¡Ay, cómo ansío olvidarme de todo, no sólo del camino de regreso, y quedarme a vivir en lo oscuro para siempre, entre sombras que no me reconozcan, desnudo en el vacío de la última frontera», y a la mujer maltratada: «La vida parece una tumba donde me has enterrado viva»; pero, de pronto, vuelve De Cuenca por sus fueros y de repente irrumpen los humores lascivos del verso clásico...

De los Quince haikus asonantados me fascinan 'El faro': «Tú eres mi faro. Y tú tienes la culpa de mis naufragios», 'Duda metódica': «Dime, tú estrella, si tu cielo es un premio o una condena», 'Metamorfosis': «Haz un milagro: convierte en cuerpo de oro mi alma de barro» y 'Freud': «Todo en la vida se reduce a dos cosas: sexo y comida»; de las Seguidillas Fetichistas, 'Renovarse o morir': «¿De qué armario de diosa mesopotámica sale tu lencería de seda y grana? -De un millonario. Que es quien ha renovado mi vestuario». 'El reino blanco' se ajusta a los poliédricos intereses estéticos de este escritor, ya un clásico, que desde sus comienzos ha sabido hacer intelectual lo más banal, y viceversa; de esa forma, el contraste de sus temas, desde el cómic al vampirismo, desde Virgilio a los exiliados y efímeros Lascáridas de Nicea, de la epopeya de Gilgamesh a Francisco Nieva -por cierto título de uno de sus ensayos-, contaminan la figura del filólogo clásico, al que hacen sombra sus fetiches particulares, extraídos de la pantalla del cinematógrafo o de la cultura urbana en general: la princesa Leia, Tintín, Laurel y Hardy, Lulú, los personajes de Disney, una catarata de instantes épicos se han fijado en la memoria de este curioso diletante que además es un poeta de raza, que aprendió a escribir -según él mismo declara-, leyendo a Juan Ramón Jiménez y a Pere Gimferrer, entre otros.

lunes, 22 de noviembre de 2010

Los cincuenta de Luis


Luis García Montero (Granada, 1958) es uno de los poetas más interesantes del panorama literario actual. En estos días hablamos de un libro de poemas en el que ha recopilado los cincuenta mejores que ha escrito, según su propia opinión y juicio. Luis García Montero ha sido profesor de Filología en la Universidad de Granada y es también estudioso de la literatura. En el año 1987 era un joven poeta que andaba intentando descifrar la biografía de Alberti. Lo conocí en un curso de la Universidad de Verano de Baeza, en el Instituto en el que enseñó Machado y al calor de discusiones poéticas en torno a la poesía mística. En aquellos días, andaban por allí y participaban también del curso gente como Carlos Castilla del Pino y otros profesores de Universidad, poetas y artistas, que se mezclaban con los alumnos (allí estaba yo con mis compañeros Paqui y Pepe), para discutir de lo divino y de lo humano, en ese ambiente cercano y de gran camaradería que proporcionan los cursos de verano de las Universidades.

García Montero empezó a publicar muy joven, consiguiendo numerosos premios, como el Adonais de 1987 por "El jardín extranjero", el Nacional de Literatura por "Habitaciones separadas" en 1994 y el Nacional de la Crítica, en 2003 por "La intimidad de la serpiente"

Vuelve Kenizé


Kenizé Mourad obtuvo un gran éxito editorial, hace ya veinte años, con su libro "De parte de la princesa muerta". En esta ocasión su nueva obra "En la ciudad de oro y plata" (Espasa) se publica de forma simultánea en varios países, España entre ellos. La novela se desarrolla en torno al año 1856. En ese tiempo, la "todopoderosa Compañía de las Indias decide someter Lucknow, la llamada ciudad de oro y plata por su belleza y riqueza legendarias, a la tutela británica. Esta forzada anexión provoca una insurrección a cuyo frente se alza la begum Hazrat Mahal, cuarta esposa del rey. Junto con su fiel rajá Jai Lal y con el apoyo de los cipayos, dispuestos a todos los sacrificios por su causa, Hazrat Mahal, convertida en el alma de la revuelva, encarna la resistencia al invasor."

Kenizé Mourad nació en París en el año 1940 y fue educada en un orfanato, por lo que hasta los quince años no supo quiénes eran sus verdaderos padres: un rajá hindú llamado Amir y la princesa Selma de Turquía, nieta de Mourad V, el último sultán otomano. Trabajó primero durante años como periodista y en 1987 publicó su novela autobiográfica "De parte de la princesa muerta" que tuvo un clamoroso éxito. Además, ha publicado otras novelas como "Un jardín en Badalpur" y "El perfume de nuestra tierra".

domingo, 21 de noviembre de 2010

Brando en estado puro


Todos aquellos de vosotros que seáis aficionados al cine, amantes del séptimo arte, cinéfilos o como queráis definiros, conocéis a Marlon Brando, uno de los grandes, grandísimos actores de toda la historia del cinematógrafo. Algunas de sus películas son, para mí, parte de la mejor historia del cine, de este arte que comenzó sorprendiendo y que, tantos años después, sigue siendo una de las manifestaciones culturales más importantes, interesantes y vivas que existen.

Ahí están, para la historia, sus interpretaciones de "La ley del silencio", "Salvaje", "Un tranvía llamado deseo", "El padrino", "Hombres" y tantas otras. Pues bien, acaba de aparecer un libro, que está ya en la biblioteca y que interesará a nuestros alumnos de los Ciclos de Imagen y también a los aficionados al cine en general y a Brando en particular. Se llama "Yo confieso" y lleva el subtítulo de "Brando al desnudo", porque se trata de una larga entrevista sobre temas diversos que le hizo Lawrence Grobel, en su isla de Tahití. Es la única entrevista hecha por Brando, a excepción de la que le hizo en Japón Truman Capote, en 1956, cuando el actor rodaba "Sayonara".

viernes, 19 de noviembre de 2010

Tea-Bag: Mankell, de nuevo


Lecturalia nos anuncia el nuevo libro de Henning Mankell y lo hace con estas palabras:

La vida del célebre poeta sueco Jesper Humlin puede ser tan regalada como vacua, tocada por el desasosiego de la sociedad de la abundancia, sumida en una inanidad apenas salpimentada por las trifulcas con su pareja, las envidias de sus colegas o los apremios de sus editores. Sin embargo, parecería que Jesper conserva un resto de dignidad cuando rechaza la propuesta de su editor de que escriba novelas policíacas, que venden cincuenta veces más que la poesía (¡si hasta su anciana madre se ha puesto a escribir una!). Y quizá sea ese vestigio de decencia lo que desencadene su interés por las historias de unas inmigrantes que conoce durante una lectura poética de su obra. Entre ellas está una joven africana, Tea-Bag, el relato de cuya huida de su aldea, el atroz viaje hacia el norte –con obligada «escala» en las costas españolas– y su llegada a Suecia, donde sigue siendo ilegal, acabará por descolocar, y redimir, al fatuo Jesper. Porque son las conmovedoras historias de las inmigrantes –personas de carne y hueso– las que dan cuerpo a esta novela que abre los ojos a una cruda realidad con la que convivimos pero que pocas veces nos atrevemos a mirar de frente. Y Henning Mankell, en un ejercicio comprometido no exento de humor e ironía –«No me gustan las novelas policiacas. Me aburren», afirma Jesper Humlin–, no sólo da voz a esas personas tantas veces silenciadas sino que esboza una turbadora intuición: la de que sólo a través de ellas podemos ya desembarazarnos del peso de nuestro cinismo.

El problema de la emigración ahora en la pluma de Mankell, en un libro que, seguramente, tendrá tantos lectores como sus obras anteriores. Ya está en la biblioteca, al igual que otras muchas obras suyas con gran éxito en los préstamos. Si lo lees, no dejes de comentarlo en este blog y así nos enteramos de qué te ha parecido.

jueves, 18 de noviembre de 2010

Magia y Mitología


Acaba de llegar a la biblioteca "Atrapada" de P.C. Cast y Kristin Cast. Es una novela de la Casa de la Noche, algo que nuestras lectoras saben perfectamente qué es. Veamos de qué trata:

"Los amigos de Zoey vuelven a respaldarla y Stevie Rae y los iniciados rojos ya no son un secreto para Neferet. Pero aparece una nueva amenaza. La alta sacerdotisa protege a su poderoso nuevo consorte, Kalona, y nadie parece comprender el peligro que supone. "

Y hasta aquí puedo leer...

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Un americanista en Sevilla: Adiós a Morales Padrón


Todos los que estéis interesados en la Historia de América, ese mundo apasionante que te lleva por terrenos que, a nosotros los españoles nos resultan cercanos, tenéis que conocer la obra de Francisco Morales Padrón, Catedrático de Historia de América en la Universidad de Sevilla y que ha muerto hace pocos días. A pesar de su origen canario (o quizá por eso mismo) Morales Padrón (Don Francisco le llamábamos sus alumnos) se integró perfectamente en Sevilla o, mejor dicho, la entendió desde el principio, aunque Sevilla no lo entendió a él. En sus obras escritas hay muchas referencias a la ciudad a la que siempre miró con admiración y sorpresa. Durante el tiempo que lo tuve de profesor, en la especialidad de Historia de América en la Universidad, hace ya muchos años, Don Francisco tenía una amplísima actividad investigadora, en la que sus alumnos colaborábamos, como es costumbre en los departamentos universitarios. Su prestigio en la Universidad de Sevilla, en concreto en la Facultad de Geografía e Historia, era ya incuestionable y siguió creciendo con el paso de los años. Aprendí muchas cosas de él en la asignatura "Historia de los Descubrimientos" y por eso ahora siento su muerte y he vuelto a releer algunos de sus libros. También pienso en la suerte que he tenido como alumna, al tener a tan grandes maestros y profesores, algunos de los cuales me vienen ahora a la memoria, como si fuera un homenaje interior: la señorita María Ángeles Maura, de la escuela; Paco Pedrote, Don Alberto Agudo, Don Rafael Monzón, del Instituto; Genaro Chic, Juan Manuel Suárez Japón, Don Antonio de la Banda, Enrique Valdivieso, Alfonso Braojos, Jesús Palomero o Jorge Bernales, de la Universidad... Gente de la que aprender tantas cosas...

martes, 16 de noviembre de 2010

Libros Libres


El pasado fin de semana hubo en Madrid una liberación masiva de libros. Treinta mil ejemplares fueron colocados en lugares públicos, parques, calles, plazas, edificios, por un grupo de voluntarios, con fines solidarios. El bookcrossing es un movimiento global que tiene acciones en todo el mundo y que quiere simbolizar que la palabra es libre y que merece ser compartida.

En el Instituto estamos pensando en organizar en una fecha que aún no hemos decidido, una actividad de liberación de libros, de bookcrossing, lo que vamos a llamar "Libera-Néstor". Te informaremos y te pediremos tu participación, porque será cosa de todos y de muchos. Se trata de una actividad que genera una corriente de confianza y de complicidad entre las personas que participan, gente anónima que libera un libro o que encuentra un libro liberado, lo lee y, a su vez, lo vuelve a liberar. La iniciativa tiene unas reglas que han de ser respetadas, puesto que, de no ser así, se rompería esta forma tan especial y original de leer libros y de hacer que otros también puedan leerlos.
En la ilustración de esta entrada tenéis la etiqueta que llevan los libros liberados, de forma que, al hallarlos, uno pueda saber que se trata de un libro que forma parte de la iniciativa bookcrossing. En breve tendremos una programación de esta actividad y te la haremos llegar por este medio. Si tienes interés, haznos propuestas a través de los comentarios de este blog. Las tendremos en cuenta.

lunes, 15 de noviembre de 2010

Vida al microscopio

La publicidad que aparece en la vitola que cruza el libro nos dice "La única novela capaz de hacerte ver el mundo desde perspectivas asombrosas. Imagina un doble tuyo microscópico que hiciera realidad tus deseos más inconfesables. Piénsalo por un segundo: ¿soportarías ver cumplidos todos tus deseos?"

El libro se llama "Lo que sé de los hombrecillos" y su autor es Juan José Millás. Lo ha publicado la editorial Seix Barral en su colección Biblioteca Breve y ya está en la biblioteca del Instituto, dispuesto para ser prestado. Juan José Millás fue galardonado en 2008 con el Premio Nacional de Narrativa. Antes de eso, obtuvo el Premio Planeta, en 2007 con "El Mundo" y el Premio Primavera de Novela, en 2002, con "Dos mujeres en Praga"(este libro me gustó mucho). El escritor tiene una estupenda página web (cosa que no ocurre con otros autores) que te saluda con la música de "I am a rock" de Simon and Garfunkel. Merece la pena que la visites.

¿Quieres saber de qué trata éste nuevo libro? Ahí va:

"La rutina diaria de un profesor universitario se ve perturbada por la irrupción de perfectas réplicas humanas en miniatura que se mueven con soltura por el mundo de los hombres. Un día, uno de estos hombrecillos, creado a su imagen y semejanza, establece una conexión especial con él y convierte en realidad sus deseos más inconfesables mientras pone a prueba su paciencia"

Ellis Lacey busca empleo...


...y ese empleo resulta que está en Nueva York, lejísimos de su pueblo natal, Enniscorthy, en la vieja Irlanda. Pero Ellis tiene que sobrevivir a la miseria y a los problemas económicos, de manera que recalará en unos grandes almacenes de Brooklyn. Aquello es tan distinto a su tierra, las cosas que ve y que vive allí son tan diferentes de las que ha conocido hasta entonces, que Ellis sufrirá un profundo cambio en sus convicciones y en su forma de ver el mundo (incluso un mundo que antes no sospechaba que existía, lleno de problemas nuevos para ella). Así que, cuando llegue el momento de decidir entre Nueva York y su pequeño pueblo, para Ellis será todo un dilema.

La solución de este dilema y todo lo que afecta a Ellis Lacey puedes hallarla si lees "Brooklyn" del autor irlandés, nacido casualmente en el mismo pueblecido de Ellis Lacey, autor de otras obras muy interesantes (como "El brezo en llamas" que también recomiendo) y llamado Colm Tóibín (1955). La editorial Lumen acaba de publicarla y en ella vas a encontrar uno de esos grandes retratos femeninos que sobresalen de un fondo histórico y social muy convulso y agitado. Creo que será una de las novelas que este otoño leeremos con más interés. Así que aquí está su noticia para todos vosotros.

domingo, 14 de noviembre de 2010

Las Fábulas de Stevenson


Coincidiendo con el 160 aniversario del nacimiento del escritor escocés Robert Louis Stevenson (1850-1894), la editorial Rey Lear acaba de publicar una traducción de sus "Fábulas", textos sueltos de intención satírica que no vio nunca editados su autor. Estas "Fábulas" fueron traducidas al español, por vez primera, por Jorge Luis Borges, quien definió el libro como "breve y secreta obra maestra", según nos cuenta Luis Alberto de Cuenca en su crítica de ABC de las Letras y las Artes. Vamos a aprovechar esta publicación y también su aniversario para recordar quién fue y qué escribió este escritor (cuya página web que se ha enlazado en este texto, recomendamos, por su interés y porque aporta muchas curiosidades ingeniosas al respecto de su obra y su vida) algunas de cuyas obras nos resultan memorables y han tenido excelentes adaptaciones cinematográficas:

Robert Louis Stevenson fue un novelista, ensayista y poeta escocés, algunas de cuyas obras se han convertido en clásicos de la literatura infantil. Nació el 13 de noviembre de 1850 en Edimburgo. Hijo de un ingeniero, estudió también esta profesión y, más tarde leyes, en la universidad de su ciudad natal. Desde su niñez, sin embargo, siempre había sentido una especial inclinación hacia la literatura. Ello le influyó, más adelante, para dedicarse a las letras, y fue perfeccionando su estilo de tal modo que en pocos años se situó entre los escritores más destacados de su tiempo. Enfermo de tuberculosis, se vio obligado a viajar continuamente en busca de climas apropiados a su delicado estado de salud. Sus primeros libros son descripciones de algunos de estos viajes. Así, Viaje tierra adentro (1878) cuenta un recorrido en canoa a través de Francia y Bélgica que había realizado en 1876, y Viajes en burro por las Cevannes (1879) los avatares de un viaje a pie por las montañas del sur de Francia, en 1878. Uno de sus viajes posteriores le llevó, en un barco de emigrantes, a California (1879-1880), donde, en 1880, se casó con la divorciada estadounidense Frances Osbourne. La popularidad de Stevenson se basó fundamentalmente en los emocionantes argumentos de sus novelas fantásticas y de aventuras. La isla del tesoro (1883), una trepidante historia acerca de la búsqueda de un tesoro enterrado, presenta el bien bajo la forma evidente de un chico, Jim, que debe descubrir por sí mismo la cara del bien y del mal entre sus bondadosos amigos, el mal aparentemente personificado en los piratas Pew y Long John Silver. En la alegoría moral en forma de historia de misterio El extraño caso del doctor Jeckyll y mister Hyde (1886), los dos extremos, el bien y el mal, se unen en una sola persona, el médico Henry Jeckyll, que descubre una sustancia química capaz de transformarlo, primero a voluntad y después incontroladamente, en el monstruo Hyde. La acción de Las aventuras de David Balfour y Weirde (1886), comienza con el robo de una herencia, la del joven David Balfour, el cual, tras ello, se une a la banda del orgulloso luchador escocés Alan Breck. Entre sus novelas de aventuras destacan La flecha negra (1888) y El señor de Ballantree (1889). La inconclusa Weir of Herminston (1896), está considerada como su obra maestra, pues los fragmentos que han llegado hasta nosotros contienen algunos de los más bellos pasajes de la prosa escocesa moderna. Escritor versátil, Stevenson poseía talento suficiente como para abordar con maestría distintos géneros literarios. Demostró ser un gran ensayista en Virginibus puerisque (1881), Estudios familiares de hombres y libros (1882) y Memorias y retratos (1887). También fueron bien recibidos por la crítica sus libros de viajes autobiográficos, como La casa solitaria (1883), que contiene las impresiones del autor acerca de su estancia en un campamento minero en California, A través de las llanuras (1892) e Islas del sur (1896). El volumen Jardín de verso para niños (1885) contiene algunos de los mejores poemas de Stevenson. Entre los demás libros de poemas que publicó destaca De vuelta al mar (1887). Por otro lado, Narraciones maravillosas (1882) y El diablo de la botella y otros cuentos (1893) recogen sus relatos breves. También colaboró, con su hijo adoptivo, el escritor estadounidense Lloyd Osbourne, en la redacción de las novelas La caja equivocada (1889) y La resaca (1892). Durante un crucero de placer por el sur del Pacífico (1889), le llevó a las islas Samoa, donde él y su esposa permanecieron hasta 1894, en un último esfuerzo por recuperar la salud del escritor. Los nativos le llamaron Tusitala (el que cuenta historias). Allí murió a finales de ese mismo año, el 3 de diciembre, y fue enterrado en la cima de una montaña, cerca de Valima, su hogar samoano.

La ilustración que acompaña esta entrada de nuestro blog es el magnífico retrato que le hizo el pintor John Singer Sargent, autor de una interesantísima obra, dentro de la cual hay cuadros dedicados al arte flamenco.

sábado, 13 de noviembre de 2010

Berlanga, adiós




En la revista XLSemanal de hoy aparece rodeado de su familia y sentado en una silla de ruedas. En la prensa diaria viene la noticia de su muerte y también los noticieros de la televisión la han anunciado. Luis García Berlanga ha muerto a los 89 años de una vida fructífera, dedicada al cine. Como todas las personas que han vivido mucho, su historia vital está salpicada de momentos difíciles, como la muerte de su hijo Carlos o esplendorosos. Su profesión hizo que fuera muy conocido y admirado por públicos que se renovaban de generación en generación y que admiraban su sentido del humor, su compromiso, su ironía narrativa o su dominio del lenguaje cinematográfico. Hizo muchas películas pero, de todas ellas, me quedo con "Bienvenido Míster Marshall" la misma que ha hecho que, en el día de hoy, muchas de las crónicas dedicadas a su figura se titulen "Adiós, Míster Berlanga".

"Bienvenido Míster Marshall" es, para mí, una historia familiar, una película enraizada en la vida de mi propia familia porque su contemplación todos juntos en la sala donde estaba la televisión, hace muchos años, generó un sentimiento de complicidad en torno a esa irónica y particular visión que el cineasta hizo de un momento político, de una forma de vida, de unas vivencias que ya nos resultan lejanas.

El cine de Berlanga estuvo lleno de otras propuestas que fueron ocupando las carteleras durante años. Pero su testamento vital está en ese Míster Marshall tierno, corrosivo y personal.

Filmografía esencial
1999.- París Tombuctú, 1993.- Todos a la cárcel, 1987.- Moros y cristianos
1985.- La vaquilla ,1982.- Nacional III, 1981.- Patrimonio nacional
1978- La escopeta nacional, 1970.- ¡Vivan los novios!, 1968.- Las pirañas
1963.- El verdugo, 1962.- Las cuatro verdades, 1961.- Plácido
1957.- Los Jueves, milagro, 1956.- Calabuch, 1954.- Novio a la vista
1953.- Esa pareja feliz, 1953.- Bienvenido Mister Marshall, 1949.- El circo
1948.- Tres cantos, 1948.- Paseo por una guerra antigua

Tengo que decir que, hace unos años, tuve ocasión de verle y oírle en un acto organizado en Sevilla, durante la Feria del Libro. Estuvo explicando algunas cosas que me parecieron esenciales sobre el cine, su trayectoria, el deseo de hacer lo que siempre quiso, el respeto entre las distintas opciones políticas, el perdón, la comprensión de los defectos de los otros. Me pareció el suyo un lenguaje preciso, una voz clara y sin ambigüedades, comprometido con las contradicciones del tiempo que le tocó vivir.

No sé si lo sabéis, pero Berlanga estuvo a punto de ganar un Óscar de la Academia: "Plácido" (1961), una historia que implica un cambio total de registro y en la que vuelve a colaborar con el guionista Rafael Azcona es una película ofrece una visión amarga de la existencia humana y por ella obtiene la candidatura al Oscar como mejor película extranjera.

Berlanga fue también guionista de tres de sus películas: "Bienvenido Míster Marshall", "Todos a la cárcel" y "París Tombuctú", estas dos últimas galardonadas con el Goya de la Academia del Cine Español a la mejor película. Imposible dejar de recordarlo en un blog como éste que tiene muy claro que nada que tenga que ver con el arte nos es ajeno.

viernes, 12 de noviembre de 2010

De Ory en su aerolito


Carlos Edmundo D´Ory o De Ory ha muerto. En vida fue poeta, independiente y gaditano en el exilio. Vamos a recordarlo en este blog y vamos a intentar que se lea su poesía, el mejor homenaje que a un poeta puede hacerse. Mirad:

Reseña biográfica:
De Biografías y Vidas

Cádiz, 1923-Thezy-Glimont, Francia, 2010. Ha sido uno de los grandes animadores de los movimientos españoles de vanguardia durante la posguerra. Hijo del poeta modernista Eduardo de Ory, en sus inicios mantuvo estrechas relaciones con autores como J. R. Jiménez y publicó los poemarios de inspiración posmodernista Sombras y pájaros (1940) y Canciones amargas (1942). A partir de entonces, dando continuidad a los movimientos vanguardistas anteriores a la Guerra Civil, se propuso convulsionar la poesía vigente y creó junto con el pintor Eduardo Chicharro el postismo, un nuevo dadaísmo basado en las invenciones verbales y animado por un espíritu vitalista y visionario. Sus composiciones de esta época aparecieron en Postismo y La Cerbatana, revistas de vida efímera, y en una primera antología titulada Versos de pronto (1945).
En 1951 prosiguió esta aventura vanguardista con la publicación del Manifiesto introrrealista, elaborado en colaboración con el pintor dominicano Darío Suro. Su prioridad consistía en desarrollar un lenguaje basado en estados de conciencia alterada, abriendo las puertas a una invención de corte surrealista, libre y anticonvencional.
Vivió en París entre 1955 y 1968, año en que creó en Amiens el Atelier de Poèsie Ouverte (A.P.O.), centrado en la creación colectiva. A través de reuniones y discusiones con grupos de oyentes que fueron partícipes del proceso poético, el objetivo de este movimiento era alcanzar un público mayoritario. La labor solitaria y heterodoxa del autor no obtuvo reconocimiento hasta que F. Grande dio a conocer el libro antológico Poesía 1949-1969 (1970), donde se constata la evolución de su visión introspectiva, humorística, discontinua y rica en hallazgos expresivos.
Poeta lúcido y original, heterodoxo y revolucionario, entre su obra posterior destacan Los sonetos (1963), Música de lobo (1970), Técnica y llanto (1971), Lee sin temor (1976), Energeia (1978), Nabla (1982), Nuevos Aerolitos (1985) y Soneto vivo (1988). En prosa, sobresalen El bosque (1952), Kikiriquí-Mangó (1954), El alfabeto griego (1970), Basuras (1975) y la novela Nephiboseth en Onou (1973).
En 1999 salió publicado Melos melancolía, que reúne dos libros, Érase una vez una voz y Nabla escritos entre 1977 y 1994. En él, Ory vuelve a jugar con el humor y el disparate, dándole otra vuelta de tuerca a las greguerías ramonianas. En 2003 presentó una antología de su obra titulada Música de lobo y un año después los tres tomos de Diario 1944-2000, que recoge sus vivencias más íntimas.

Necrológica:
Diario ABC, Manuel de la Fuente

Ochenta y siete años sembrando estrellas, plantando luceros, dándole lustre a la palabra, él que se llamaba limpiabotas del verbo. Gnomo endecasílabo, pero diablillo gigantesco de nuestra poesía, como un duende socarrón, sabio y gruñoncete, sus versos son como la risa de un viejo cascarrabias, como las cerezas que de niños nos colgábamos de las orejas, su poesía, la poesía, como él decía, la poesía es como quien oye llover, y sus sílabas, sus poemas, siempre nacían contentos, risueños, cantarines como unas castañuelas de su tierra gaditana, donde Carlos Edmundo de Ory nació el 27 de abril de 1923. Como un pajarillo, ayer se marchó leve y tranquilamente al cielo desde su casa de Thezy-Glimont, un pueblecito al norte de Francia, donde dicen que los gorriones comían en su mano.
Sus versos saben como las frutas del Paraíso («Igual que el árbol da manzanas, yo doy poesía, es mi fruto», dejó dicho), como zafiros, como esmeraldas, porque también nos lo contaron sus palabras al oído: «La poesía es un vómito de piedras preciosas». Nunca juró bajo ninguna bandera porque el único estandarte al que rindió pleitesía fue el de la independencia, el de su airada rebeldía lírica, caballero andante de los de soneto en astillero, que tomó el camino de dos exilios (siempre fue juglar, nunca quiso ser bufón), el político y el literario, mediados los 50, cuando el postismo, aquel surrealismo a la tremenda que fundara con Eduardo Chicharro, Silvano Sernesi y Paco Nieva ya no daba más de sí, aunque dejaba a su paso una estela de encendido cometa poético de nuestra posguerra, aquel postismo que, desde «La Cerbatana» y «Postismo», las publicaciones del grupo, se clavó como un dardo en el trasero de la revista «Garcilaso».
Ismo va, ismo viene
Fue siempre vanguardista y subversivo, a su manera y cuando las vanguardias habían desaparecido de la faz de la tierra del arte y muchos las habían dado sepultura con poca pompa y menos circunstancia: «El único ismo practicado individualmente por el género humano es el egoísmo», lanzó a los cuatro vientos en uno de sus aerolitos, sus aforismos trufados de saber, ese saber ancestral de las criaturas del bosque, uno de sus territorios iluminados.
Lejos de España, De Ory se instala en París hasta 1968, año en que se traslada a Amiens. La efervescencia revolucionaria de aquellos días le lleva a crear el Taller de Poesía Abierta, un experimento de poesía colectiva que no es ajeno a los huracanes contraculturales de la época y al diluvio enloquecido de la Beat Generation. Para entonces, sus Aerolitos surcaban el firmamento de nuestra poesía como estrellas nada fugaces, mientras a este lado de los Pirineos se ninguneaba su voz, hasta que fue rescatada en una antología que le hizo justicia, «Las ínsulas extrañas», de Valente, Sánchez-Robayna, Varela y Milán. Desde entonces, 2002, casi fue poeta y profeta en su tierra. Fue nombrado hijo predilecto de Cádiz, recibió honores, y hace tres años depositaba su legado en la Caja de las Letras del Instituto Cervantes, legado que se abrirá en 2022. Entonces, y sólo entonces, saldrán de él docenas de versos y docenas de mariposas, esos seres sobre los que nos dijo que no debemos insultarles llamándoles animales.
Por el camino, por el largo camino que hizo al andar y al cantar, dejó su verso humanísimo, sus burbujas poéticas, sus pompas de jabón líricas en más de veinte títulos.
Fue poeta del Cosmos («parto del ansia de infinito») y del microcosmos («Estoy sentado ahora en un café / y mi alma late late / de sed de no sé qué/ tal vez de chocolate»); de lo humano y lo divino («Mi poesía nace de la nostalgia y de la angustia y aspira a ser escuchada por Dios»), pero sobre todo del amor (« Ella es mi oráculo de besos...») y del dolor («Melancólica era mi novia melancólica, / y se iba a llorar en un rincón del mundo»), y de la fiesta («Estar contigo es un vocablo insólito»), de la asamblea («Te amo tanto que a Dios telefoneo»), de la algarabía de los cuerpos: «...vida enamorada / claveles que en dos bocas se rompen».
Cuidado, angelitos y angelotes, porque Carlos Edmundo ya está en el cielo lanzando aerolitos por doquier y os querrá descalabrar. Adiós poeta, me llevo tus versos en el bolsillo: «Mi patria es el aire que respiro».
Su poesía:

DAME
Dame algo más que silencio o dulzura
Algo que tengas y no sepas
No quiero regalos exquisitos
Dame una piedra
No te quedes quieto mirándome
como si quisieras decirme
que hay demasiadas cosas mudas
debajo de lo que se dice
Dame algo lento y delgado
como un cuchillo por la espalda
Y si no tienes nada que darme
¡dame todo lo que te falta!

(París, 26 de febrero 1953)


ME VAS A DEJAR TRISTE OTRA VEZ COMO ANOCHE
Me vas a dejar triste otra vez como anoche
Y a ti te gusta estar pálida como anoche
El viento ulula ladran los perros como anoche
Ves que pongo en tu vientre mis manos como anoche
Hágase la locura dijo una voz anoche
Pero este viento no es el mismo que el de anoche
No preguntes ahora si el mundo empezó anoche
Esta noche nos traen los despojos de anoche
Pero se han puesto negras las estrellas de anoche
sigue chillando el pájaro que entró en el cuarto anoche
Ya juegan como anoche gimiendo como anoche
las sombras que parecen bichos en agonía

(Amiens, 12 de abril 1974)

Poesía: Luis Cernuda



Verdor nuevo los espinos

tienen ya por la colina,

toda de púrpura y nieve

en el aire estremecida.

Cuántos cielos florecidos

les has visto; aunque a la cita

ellos serán siempre fieles,

tú no lo serás un día.

Antes que la sombra caiga,

aprende cómo es la dicha

ante los espinos blancos y rojos en flor. Vé. Mira.

jueves, 11 de noviembre de 2010

Poesía: Manuel Altolaguirre



SEPARACIÓN

Mi soledad llevo dentro,
torre de ciegas ventanas.
Cuando mis brazos extiendo
abro sus puertas de entrada
y doy camino alfombrado
al que quiera visitarla.


Pintó el recuerdo los cuadros
que decoran sus estancias.
Allí mis pasadas dichas
con mi pena de hoy contrastan.

¡Qué juntos los dos estábamos!
¿Quién el cuerpo? ¿Quién el alma?
Nuestra separación última,
¡qué muerte fue tan amarga!

Ahora dentro de mí llevo
mi alta soledad delgada.

Libros para dar esperanza

En nuestro Instituto estamos organizando un Mercadillo Escolar Solidario en el que también participarán otros centros educativos de Tomares y la asociación sin ánimo de lucro "Tomares comparte". Los beneficios del Mercadillo irán a parar a la Asociación "Isabel Álvarez" que va a construir con ellos una escuela en Honduras. Para esa escuela queremos que vayan también nuestros mejores deseos de que los niños que en ella se eduquen alcancen una vida más plena, mejor, más segura y libre, gracias a la educación.
Uno de los elementos más importantes del Mercadillo serán los libros, porque, tras recibirlos en forma de donación, volverán a venderse en los puestos y así llegarán a otras manos, que podrán leerlos y disfrutarlos. Los libros tendrán, por lo tanto, un doble objetivo: hacernos vivir un rato de felicidad y llevar esperanza a los niños de la escuela de Honduras. Esperamos que muchos, muchos libros, lleguen hasta nosotros y desde ahí, a todos los que visiten el Mercadillo, porque la solidaridad es cosa de todos. Y la lectura, también.

lunes, 8 de noviembre de 2010

Talento, trabajo, superación, esfuerzo...


Esta mañana ha tenido lugar la charla de Fernando Iwasaki en la biblioteca, a tres grupos de alumnos. Espero que los alumnos hayan aprendido cosas sobre Vargas Llosa, el motivo central de la charla. Y también sobre algunas cuestiones importantes, que pueden servirles para siempre y para su vida.

Porque Iwasaki, en un discurso tan bien hilado como bien explicado, ha comenzado la trayectoria de Vargas Llosa desde el principio (y tanto, desde el momento en que nace sin padre), para llegar hasta el hecho de que obtener el Premio Nobel de Literatura no es lo más importante que ha hecho. Como dice Iwasaki, obtener el Premio Nobel es algo que no está al alcance de cualquiera, pero sí lograr que una vida, que estaba destinada de antemano al fracaso (al fracaso escolar, al personal, al profesional) se convierta en una vida plena.

Y todo gracias a algunos elementos que son decisivos en la vida de Vargas Llosa (y en la vida de cualquiera de nosotros, como bien ha sabido recalcar el conferenciante): talento (para empezar), trabajo diario con un horario que cumplir y sin saltarse las obligaciones que ello conlleva (eso significa perseverancia y voluntad); superación (partir de lo más difícil y de lo más bajo, para ir subiendo peldaños en todos los aspectos) y esfuerzo (afrontar las cosas que nos suponen más complicación, no tirar la toalla).

He aprendido muchas cosas sobre Vargas Llosa que no conocía, porque Iwasaki ha sabido dar una visión cercana y certera, que no se aprende en los libros y que nace del contacto directo con la persona y, sobre todo, del conocimiento de su entorno vital, de su país, Perú, que ambos comparten como lugar de nacimiento y crianza. Porque es muy difícil, imposible, imaginar a un Vargas Llosa sin Perú, sin ese lugar tres veces y medio más grande que España, del Tercer Mundo, con múltiples carencias, con miseria y con una sociedad anclada en épocas pasadas, que vio nacer a Vargas Llosa en circustancias difíciles y con casi ninguna esperanza.

Vargas Llosa nació sin padre, encontró a los diez años a un padre que no le trajo sino tristezas, tuvo una mala escolarización, pasó por no sé cuántos colegios e internados, se mudó de ciudad cien veces, era pobre y no tenía nada...salvo un gran talento natural para el lenguaje, para las palabras, salvo un gusto especial por leer y por aprender, salvo un deseo de conocimiento inusual, salvo un amor innato por la literatura y por la comunicación humana a través de las palabras...

Todo eso fue su tabla de salvación. Y nos enseña que estamos obligados a usar nuestros talentos, porque para eso nos han sido dados (sean los que sean, aunque nos parezcan pequeños e insignificantes) y, segundo, que nada está perdido de antemano, que se puede y se debe luchar contra los elementos, contra los cíclopes, contra la pobreza, contra la miseria, contra la sinrazón y la marginación...

He aprendido muchas cosas esta mañana. He recordado otras. He coincidido con Iwasaki en que la cultura nos salva. Y he deseado que nuestros alumnos, esos 90 alumnos que estaban sentados en las sillas rojas de la sala de lectura de la biblioteca, hayan captado el mensaje: Id a por todas, les ha dicho Iwasaki. Conscientes de que no todos podemos ser ingenieros ni médicos, pero que sí podemos (y debemos) ser felices haciendo aquello para lo que hemos sido dotados, para lo que nos hemos preparado, lo que nos va a salvar de casi todo.

Y, de paso, os recomiendo leer a Vargas Llosa, cualquiera de sus obras. Iwasaki nos ha recomendado "La fiesta del chivo". Quizá prefiráis "El sueño del celta" que es su última novela. En la biblioteca hay cuatro o cinco obras suyas y pronto habrá más. Seguro que encontraréis en ellas la razón última de lo que hoy hemos aprendido y muchas más cosas.

domingo, 7 de noviembre de 2010

El escritor peruano Fernando Iwasaki habla a nuestros alumnos de su paisano Vargas Llosa


Mañana lunes, 8 de noviembre, en nuestra biblioteca se desarrollará un encuentro de Fernando Iwasaki, escritor y periodista peruano, con alumnos de tercero de ESO, cuarto de ESO y segundo de Bachillerato. En este encuentro, Iwasaki explicará a los alumnos los aspectos más relevantes de la obra literaria del último premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, así como de su novela recientemente publicada "El sueño del celta" y también la influencia de la literatura peruana en la obra del Nobel.

En el ABC de Sevilla de hoy domingo aparece una columna de Fernando Iwasaki dedicada a la novela de Vargas Llosa. He aquí lo que dice:

He leído «El sueño del celta» (Alfaguara, 2010) con el mismo asombro con el que he leído toda la obra de Mario Vargas Llosa y puedo asegurar que estamos ante una novela fastuosa que ha nacido de la lectura de los clásicos, que ha supuesto una titánica documentación, que se ha nutrido de las obras anteriores del propio autor y que es un prodigio de belleza y precisión de la escritura en español. A continuación argumentaré cada una de mis afirmaciones.
«El sueño del celta» nace de los clásicos, sí, mas no sólo de «El corazón de las tinieblas» (1902) de Conrad, sino además de «La vorágine» (1924) del colombiano José Eustasio Rivera. Yo me esperaba un colosal protagonismo africano, y he sido sorprendido por la ordalía amazónica de Roger Casement, olvidado personaje histórico y memorable criatura literaria. Releí la novela de Conrad antes de leer la nueva de Vargas Llosa y ahora me urge releer a Eustasio Rivera. Sólo un libro magistral puede instarnos a releer dos obras magistrales.
Se ha hablado hasta la saciedad de los viajes de Vargas Llosa por el Congo, Irlanda y la Amazonía, pero nada o muy poco acerca de los expedientes y periódicos de la época que Vargas Llosa ha tenido que consultar por archivos, bibliotecas y hemerotecas de cuatro países. Pienso en los informes de Casement sobre los abusos del Congo y el Putumayo, en el juicio contra el infame cauchero Julio César Arana o el proceso que condenó a Roger Casement por traición a la patria. Hasta personajes marginales como el criminal Armando Normand cuentan con una ingente bibliografía.
Por otro lado, con «El sueño del celta» Vargas Llosa regresa a los entornos selváticos que caracterizan «La casa verde» (1966), «Pantaleón y las visitadoras» (1973), «La guerra del fin del mundo» (1981), «El hablador» (1987) y «El paraíso en la otra esquina» (2003), pero la abyecta deshumanización de los europeos del Congo y el Putumayo nos remite a la deshumanización en clave clásica de los personajes de «Lituma en los Andes» (1993), y el tratamiento de la homosexualidad de Casement me ha llevado a revisar «Historia de Mayta» (1984), una de las novelas más denostadas de Vargas Llosa y que gracias a «El sueño del celta» exige una relectura y un desagravio, pues el trotskista Alejandro Mayta fue miniado con la misma consideración y delicadeza que Roger Casement.
Finalmente, debo descubrirme una vez más ante la prosa, la técnica narrativa y la ambición totalizadora de Mario Vargas Llosa, pues «El sueño del celta» es ejemplar y admirable en cada una de las expresiones enunciadas. Así, no sólo estamos ante una extraordinaria novela escrita en español, sino ante una maravillosa novela que lo seguirá siendo en cualquier lengua del planeta.
No me he referido ni a la trama ni a la historia, porque estas reflexiones serán mejor apreciadas después de leer «El sueño del celta», la novela del Nobel.

viernes, 5 de noviembre de 2010

Lisa See


Os hablo de una autora a la que, hasta ahora, no habíamos mencionado en nuestro blog. Se trata de Lisa See. Es una novelista de origen chino y nacida en París, en 1955, aunque reside en Estados Unidos, donde fue criada por su familia, toda ella de origen chino. Es periodista y colabora con diversos medios, entre ellos el New York Times. En un momento dado decidió lanzarse a la aventura de escribir novelas. En sus obras relata la historia de su país de origen, prestando atención a las leyendas, costumbres, ritos, fantasías, de China, sobre todo, en lo que se refiere a la vida de las mujeres de siglos anteriores. Aún no tenemos ningún libro de ella en la biblioteca, pero hay algunos encargados que os comentaremos con detalle en su momento. Por lo pronto, os citamos sus títulos más conocidos que pueden ser de vuestro interés a tenor de los comentarios y las críticas que han suscitado:
"La trama china" de 1998, sobre la historia de su propio abuelo, un patriarca de la Chinatown de Los Ángeles, son una especie de memorias de su infancia y de su familia

"El abanico de seda" de 2005, (ediciones de Quinteto y Salamandra) sobre el lenguaje de los abanicos que utilizaban las mujeres en el siglo XIX en ciertas zonas de China
"El pabellón de las peonías" de 2008 y su última obra, la más reciente "Dos chicas de Shangai", publicada en 2010. Ambas han sido editadas por Salamandra, que es una editorial especializada en encontrar autores y libros de éxito que nadie más había sabido hallar.
Creo que podemos estar pendientes de la obra de Lisa See y que nos va a proporcionar buenos momentos de lectura y de distracción. Seguiremos su pista y os iremos contando cosas.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Efemérides y lecturas recomendadas para niños y jóvenes

He aquí una página del blog de Anaya, donde aparecen recogidas algunas efemérides con su correspondiente listado de lecturas recomendadas para diversas edades de niños y jóvenes. Puede ser útil para los profesores y los padres:

Conmemoraciones en noviembre y lecturas recomendadas

A continuación te mostramos una selección de los días más destacados que se conmemoran en el mes de noviembre, y una breve recomendación de libros relacionados con cada uno para poder desarrollar lecturas y actividades en el aula.

16 de noviembre Día Internacional para la Tolerancia
Lecturas recomendadas:
¿Cuál es mi color? (a partir de 4 años)
Dos monstruos (a partir de 8 años)
El viaje de Omoh (a partir de 12 años)
Nata y chocolate (a partir de 12 años)
La canción de Hannah (a partir de 12 años)
Impresión bajo sospecha (a partir de 14 años)
Una habitación en Babel (a partir de 14 años)

17 de noviembre Día Mundial de la Filosofía
Lecturas recomendadas:
El radiofonista pirado (a partir de 12 años)
Sobre la libertad (a partir de 14 años)
Una habitación en Babel (a partir de 14 años)

20 de noviembre Día Universal del Niño
Lecturas recomendadas:
Juana Calamidad y la casa encantada (a partir de 8 años)
Tira-tira o La fábrica de tiras (a partir de 10 años)
El chico rumano (a partir de 12 años)
La última aventura (a partir de 12 años)
El gorila manco (a partir de 14 años)

"Picnic en Hanging Rock" de Joan Lindsay


Ya está en las librerías la última publicación de la Editorial Impedimenta, a la que seguimos muy de cerca porque la selección de libros y su diseño, nos parecen muy acertados. En esta ocasión se trata del libro "Picnic en Hanging" de la escritora australiana Joan Lindsay (i896-1984), con traducción de Pilar Adón. Os traigo aquí la reseña que hace de esta obra la propia editorial:

Febrero de 1900. Un grupo de alumnas del selecto colegio Appleyard para señoritas se dispone a celebrar un picnic el día de San Valentín. Lo que empieza siendo una inocente comida campestre se torna en tragedia cuando tres niñas y una profesora desaparecen misteriosamente entre los recovecos de Hanging Rock, un imponente conjunto de rocas rodeado de la salvaje y asfixiante vegetación australiana. La única chica que logra regresar, presa de la histeria, no recuerda nada de lo sucedido. Considerada una de las más desazonantes novelas de culto de la literatura anglosajona, Picnic en Hanging Rock dio lugar a una aclamadísima película de Peter Weir, que contribuyó a incrementar el éxito de una obra ya mítica. Jamás se reveló si los hechos narrados fueron reales o no, y ese ambiguo e intrigante juego alentó la aparición de una legión de seguidores que afirmaban conocer lo ocurrido aquel aciago día de San Valentín en el sobrecogedor paisaje de Hanging Rock.

Sobre la autora, hay también una información detallada en la página web de Impedimenta. He aquí un resumen de la misma:

Joan Lindsay (de soltera Weigall) nació en 1896 en St. Kilda East, Victoria, Australia. Era descendiente de la familia Boyd, puede que la más famosa y prolífica dinastía artística de Australia. De 1916 a 1919 estudió pintura en la National Gallery School de Melbourne, e incluso llegó a exponer como pintora. Se casó con Daryl Lindsay, vástago de una importante familia de artistas y escritores ingleses, el día de San Valentín de 1922, en Londres. Día que, precisamente, sería el elegido por Joan Lindsay para situar los hechos de su novela más célebre, Picnic en Hanging Rock. El matrimonio se instaló en Australia, donde Joan Lindsay se dedicaría a la pintura, hasta que, tras la Gran Depresión, Daryl fue contratado como director de la National Gallery de Victoria. En 1956, fue nombrado caballero del Imperio Británico. Aunque la primera novela de Joan, Through Darkest Pondelayo, una sátira sobre los turistas ingleses, fue publicada en 1936, no sería hasta el año 1962 cuando viera la luz su primera obra reseñable, Time Without Clocks, un texto de fuerte contenido autobiográfico en el que retrató los primeros años de su vida de casada. El auténtico éxito le llegaría, no obstante, con Picnic en Hanging Rock (1967), que automáticamente le reportó fama mundial, y que se convertiría por derecho propio en una de las más reseñables novelas de culto de la literatura australiana. Ambientada en 1900, narra la historia de la desaparición de unas niñas y su institutriz durante una excursión realizada el día de San Valentín. Parte del éxito de la novela se basó en que la autora nunca desveló si lo narrado fue un hecho real o no. La extraordinaria repercusión de la obra persiguió a Lindsay hasta el día de su muerte, y constituyó un antes y un después en la historia de la literatura australiana del siglo xx. Fue adaptada al cine en 1975 por un joven Peter Weir, y traducida a varios idiomas. Joan Lindsay murió por causas naturales en Melbourne, en 1984.

Yo ya tengo ganas de leer este libro, porque la vista de Enrique Redel, el editor de Impedimenta, para buscar, encontrar y publicar libros muy especiales, ya ha quedado acreditada con, por ejemplo, "La librería" o "La hija de Robert Poste", de los que hemos hablado en este blog. Así que creo que, en este caso, puedo recomendarlo sin haberlo leído todavía. La edición de Impedimenta es muy cuidada y también destaca la labor de la traductora, Pilar Adón, a su vez escritora, que aparece reseñada en la web como corresponde a un trabajo complicado y que, cuando se hace bien, ayuda enormemente a difundir con fiabilidad las obras literarias.

Últimos días para el Concurso: Cuentos de intriga y misterio

Todavía estamos en plazo para presentar originales a este Concurso, que ha suscitado un gran interés en el alumnado, a tenor de los participantes que hay hasta hoy. El día 12 de noviembre termina el plazo para poder presentar cuentos, siguiendo las bases del Concurso. La entrega de premios servirá, además, para dar la salida al programa Me Gusta Leer y avisaremos oportunamente de todos los pormenores de la misma. Suerte a los concursantes.

lunes, 1 de noviembre de 2010

Lecturas para jóvenes y niños


He aquí algunos títulos que pueden servir para que nuestros alumnos se aficionen a la lectura. Han sido escritos por autores muy distintos, en épocas diferentes y, seguramente, con intenciones diversas. Pero todos ellos tienen en común que son interesantes para los más jóvenes, por lo que nos parece adecuado recomendar su lectura:

*De María Gripe, en la editorial SM: "Los escarabajos vuelan al atardecer". Una casa deshabitada llena de posibilidades. Tres amigos con todo el verano por delante. Unas cartas antiguas con un misterio y un maleficio que no han desvelado los siglos. Quizá, después de tanto tiempo, se podrá resolver el enigma.

*De Cornelia Funke, en la editorial Siruela: "El jinete del dragón". La tierrra de los dragones en Escocia ha sido amenazada por los humanos. Lung, un joven dragón, tendrá que buscar ayuda antes de volar hacia el Himalaya, donde según las leyendas se escondieron los últimos dragones.
*De Guillermo Martínez, en la editorial Destino: "Los crímenes de Oxford". Un estudiante de matemáticas argentino viaja a Oxford con fines académicos. Pero poco después de su llegada se encuentra con el cadáver de la anciana que lo alojaba, junto con un desafío matemático del asesino.

*De Angie Sage, en la editorial Montena: "Septimus y el último alquimista". Silas Heap nunca debería haber abierto esa habitación sellada del palacio. Ahora, quinientos años después de su muerte, el fantasma de la reina Etheldredda ha vuelto y trama un diabólico plan.

*De J.K. Rowling, en la editorial Salamandra: "Los cuentos de Beedle el Bardo". Los cuentos de Beedle el Bardo contienen cinco cuentos de hadas muy diferentes, cada uno con su propio carácter mágico, que deleitarán al lector con su humor y la emoción del peligro de muerte.

*De Joseph Conrad, en la editorial Galaxia Gutenberg: "El corazón de las tinieblas" con ilustraciones de Ángel Mateo Charris. El escarabajo se arrastraba exclusivamente hacia Kurtz. Pero cuando el casco comenzó a hacer aguas nos arrastramos muy lentamente. Aquellas grandes extensiones se abrían ante nosotros y volvían a cerrarse, como si la selva hubiera puesto poco a poco un pie en el agua para cortarnos la retirada en el momento del regreso. Penetramos más y más espesamente en el corazón de las tinieblas. Allí había verdadera calma.