sábado, 27 de febrero de 2010

Casi una biografía




A nuestra Biblioteca acaba de llegar este libro que es, más que una biografía al uso, un acercamiento literario a una época muy interesante de nuestra historia reciente. Esther Tusquets, escritora y editora, durante muchos años responsable de la Editorial Lumen, bucea en esta ocasión en su juventud y su madurez,épocas dedicadas a encontrarse a sí misma y a desarrollar su actividad profesional en el campo de la Literatura.

Pero no esperéis comentarios sesudos, ni una tesis doctoral, ni nada que se le parezca. Al contrario, se trata de una obra muy cercana, entretenida y, sobre todo, muy bien escrita. Con su punto de ironía, de sentimentalidad, de distancia, para poder ver las cosas ahora que ya han pasado. Incluso sus líos amorosos y su vida personal quedan retratadas de una manera sencilla, sincera, pero muy ilustrativa de su personalidad y de sus inquietudes.

Os recomiendo su lectura, que, por otro lado, se hace de un tirón. Van a aparecer en sus páginas personajes de la vida literaria española (y catalana, sobre todo), algunos de los cuales os sorprenderán, porque no es oro todo lo que reluce y, al fin y al cabo, como diría la propia escritora, a quién le interesa el oro...

domingo, 21 de febrero de 2010

Celda 211, la novela




¿Quién no se ha enterado de que la película "Celda 211" ha ganado un montón de Goyas?
Probablemente, muchos de los lectores de este blog, incluso han visto ya la película.
Pero ¿podemos decir lo mismo de la novela que la ha inspirado? ¿Conocemos a su autor, quién es, por qué la escribió?

Aquí os transcribo un texto escrito por Francisco Pérez Gandul, periodista y escritor, autor de la novela "Celda 211". Ha aparecido en ABC y explica cómo se produjo la creación y publicación de la novela:

Ser sordo, o casi, no es malo del todo. Con sol y oro clavándote banderillas en la playa, tampoco. Yo suelo ahorrarme la canción del verano mil veces repetida en esos reproductores que son como trailers o a la abuela advirtiendo a su Jonathan que no se aleje o el tic-toc de las bolas al chocar con la palas justo antes de que te golpeen la cabeza. Mi abstracción es absoluta, en especial cuando voy a bañarme y me quito el sonotonegalácticoquenosirvepaná, no se me vaya a escacharrar y tenga que gastarme otra vez dos mil euros en el adorno. Esa capacidad de abstracción da mucho juego, créanlo. El silencio es cómplice de la imaginación y a mí, aquella tarde de agosto del estío de 2000, me regaló una pregunta de lo más estúpida: «¿Qué le pasaría a un funcionario de prisiones novato si en su primer día en la trena se viera envuelto en un motín no de los malos, sino de los peores?». ¿He dicho que era una pregunta estúpida? Bendita sea.
Unos niños enfrascados en una guerra de arena de la que yo era víctima colateral me hizo iniciar la retirada hacia la sombrilla y aunque lo suyo es que aquella pregunta que me hice en la orilla fuese borrada por el lenguatazo de un ola, lo cierto es que se adosó a mi sombra y siguió aleteando en mi cabeza unos días más hasta que finalmente se hizo okupa en un rincón de la memoria.
Aquello crecía, el funcionario pobrecito de mi alma lograba mimetizarse con el paisaje y paisanaje de la prisión; no sólo eso, se ganaba la confianza del tipo más temible de la cárcel, un Malamadre de perfil difuso que conforme pasaba el tiempo se iba apropiando de la historia, como Luis Tosar, al final, se ha adueñado de la pantalla. Sólo que mi Malamadre no tenía cabeza. Quiero decir que no le ponía rostro, su cara era una ancha cicatriz de la vida que le cruzaba de frente a mentón.
Debieron pasar tres años, tres, y todo estaba en la cabeza; nada en el papel. Me decía que quería escribir una novela y, como suele ocurrirnos en estos casos, me ponía mil excusas para no afrontarlo. Estaba claro que no me sentía capaz. Menos capataz. Pero en mi auxilio vino el periodismo, mi profesión, casi mi vida. Estaba tan hartito de realidad, tan atornillado a la actualidad, tan obsesionado con el día después y lo que me faltó el día antes que más temprano que tarde tenía que explotar. Unos paren una depresión de caballo, otros una euforia que les llevan a convertirse en presidentes del Gobierno —por eso lo puede ser cualquiera—, los más se fastidian, pero a mí me arrojó al teclado del ordenador. De forma frenética, compulsiva. Sin documentarme —stop a todo lo que oliera a periodismo—, eligiendo una estructura estilística complicada —una narración hecha con los monólogos de tres protagonistas que cuentan los hechos desde su propia perspectiva—, barriendo continuamente la paja para que no se acumulara en los rincones, centrándome en la historia y obviando elementos descriptivos que adornarían el texto, sí, pero distraerían la atención del lector. Soy de los que siempre necesitó que me contaran una historia y huyo de lo que me suena a sesudo trabajo de gramática. Sobre todo de la parda. Arturo Pérez Reverte es mi héroe. La de tertulias literarias en que no voy a poder dar el mangazo ni pasar la dieta.Mejor película española de 2009, supertaquillera, ganadora de ocho «Goyas», vendida a todo el mundoUn clavel entre flores consagradas
Cuarenta años después, aquel niño sevillano que se pasaba las horas viendo la vida a través de los barrotes del balcón de su casa, en la entonces calle más comercial y bulliciosa del centro de Sevilla, invitaba a los demás a ver lo que ocurría tras las rejas de una cárcel. Sólo faltaba que la gente se acercara a ellas y allí empezó un calvario lleno de cruces, todas las que tachaban las peticiones de atención. Hasta que Lengua de Trapo, un sello con prestigio, vio en aquella historia un clavel con el que alegrar su ikebana de letras consagradas. Nadie se dio de baja de su flora por ello. La novela del primerizo llegó a las librerías.
No tardó en interesarse en el libro la gente del cine, pero nadie se decidió en firme hasta que una gallega lista, Emma Lustres, propietaria de Vaca Films, vio en la novela un filón y cerró el acuerdo.
Lo demás es ya conocido, los personajes del libro, Malamadre, Tachuela, Releches, Elena, Apache, cobraron dimensión cinematográfica en las expertas manos de Daniel Monzón y Jorge Guerricaechevarría, que primero hilvanaron un guión tan sólido como la trama de la novela y luego supieron transportarlo a la imagen con ayuda de un reparto colosal, en el que Luis Tosar fraguó el papel de su vida. Porque el gallego, creedme, dejó de ser durante dos meses y medio un actor para convertirse en Zamora en preso del reo que representaba.
Mejor película española de 2009, supertaquillera, ganadora de ocho «Goyas», vendida a todo el mundo, Celda 211 ha hecho congraciarse a mucha gente con el cine español. Aquello que nació en la orilla de una playa gaditana mientras unos niños chapoteaban va a inundar de cine y literatura los cinco continentes. Un maremoto tan fuerte que hasta yo me he enterado. Antonio García Barbeito, tío, te lo juro.

domingo, 14 de febrero de 2010

Acaba de morir en Sevilla María de los Reyes Fuentes, poeta

Biobibliografía y palabras sobre María de los Reyes Fuentes por Rosa Díaz:
María de los Reyes Fuentes nace en Sevilla en 1927. Funcionaria por oposición de la administración pública, a la que se dedicó hasta su jubilación, tiene estudios inconclusos de Profesora Mercantil y de Derecho. Ha obtenido el Premio Ciudad de Barcelona y Ciudad de Sevilla, y ha sido finalista del Nacional de Literatura. Es además, miembro correspondiente de las Reales Academias de Córdoba, Málaga y Cádiz así como de The World Literary Academy de Cambridge (Gran Bretaña). Ha sido delegada para España de la Biblioteca Internazionale di Poesía Contemporanea de Lecce (Italia) y de los premios Esperante de la Northeastern Illinois University (Chicago). Funda y dirige la revista Ixbiliah (1ª y 2ª época) así como la colección de libros de poesía del mismo nombre, donde aparecieron entre otros títulos: “Ciudad mía” de Francisco Garfias y “Sevilla” de Juan Ramón Jiménez. Dejó para publicar, “El Jándalo”, de Gerardo Diego. Directora, durante cuatro años, de la revista “Poesía”, en Radio Nacional de España, Emisora de Sevilla. Directora de la Sección de Literatura del Círculo Hispalense. Miembro del Consejo de Redacción de la Colección Ángaro y de la Revista Cal. Presidenta (durante un periodo de su vida intelectual activa) de la Sección de Publicaciones del Excmo. Ateneo de Sevilla. Conferenciante en numerosas tribunas, ha dado charlas y recitales en varias universidades españolas y portuguesas y ha ejercido la crítica en revistas especializadas, nacionales y extranjeras, así como en varios periódicos andaluces, especialmente en ABC de Sevilla.

De la obra de Reyes Fuentes se han ocupado, en su día, desde Vicente Aleixandre y Gerardo Diego, a Rafael Morales, pasando por Leopoldo de Luís, Alfonso Canales, Francisco López Estrada, Emilio Miró, Jiménez Martos, Susana March, Pedro Rodríguez Pacheco y Javier Sánchez Menéndez, entre otros. Frecuentó la amistad con los componentes del Grupo Cántico y en especial con Ricardo Molina, que la llamaba “prima”.

Su obra poética se inicia dentro de la década de los cincuenta. Está recogida en el estudio de Juan de Dios Ruiz Copete, Poetas de Sevilla (De la Generación del 27 a los Taifas del cincuenta y tantos), es ahí donde dicho antólogo la denomina francotiradora del sur (…) El primer aldabonazo en la conciencia poética de la ciudad lo da “Poesía”, una revista radiofónica, que con voz fuerte, a caballo de las ondas de Radio Nacional de España, Emisora de Sevilla, dirigía María de los Reyes Fuentes(…). Esta revista hablada viene a significar como la prehistoria poética de aquel momento porque las revistas escritas llegaron después.

Haciendo un ligero esbozo de esta mujer que escribe desde hace unas cuantas décadas, vemos que su escritura es pasional, tocada por su propia experiencia y, así, intuitivamente, saca a la luz su acervo interior con maestría y singularidad, con reflexión, realismo y testimonio humano, y con una idiosincrasia de aunar y señalar en tiempos difíciles. Desde la revista que dirige, habla de Antonio Machado y organiza el primer homenaje que se le hace en la ciudad de Sevilla a Luís Cernuda. En tiempos difíciles, cuando Utrera Molina era Delegado del Gobierno de la ciudad; lo digo para que generaciones venideras sepan que Reyes, además de una magnífica poeta ha sido y es una mujer valiente y honesta, (que tenía sus señas de identidad en la Jefatura Superior de Policía –por razones culturales obvias-) y sin duda alguna, ha sido un referente importante en la poesía española de los cincuenta y tantos.

Bueno será pronunciarnos y hacernos eco también, del tiempo que esta mujer dedicó no solamente a su obra, sino a la de muchos de sus precursores y, también, de las nuevas generaciones que venían abriéndose paso, llegando a ser extremadamente generosa en su última etapa, cuando acomete sus encuentros poéticos en el Instituto Murillo, de Sevilla y va reuniendo a toda la poesía sevillana, esa que dicen que estaba dividida y mal avenida. Por lo tanto, o Sevilla no ha sabido decir que no, o a esta mujer se le respeta lo suficiente y tiene aún un alto poder de convocatoria. Si esto es así, será por algo ligado a sus escritos, a lo intrínsecamente suyo y que responde fielmente de ella: su obra.

Quizás este homenaje debería dar fe de ello, y ojalá abra interrogantes a esos destinos que suelen, sin saber por qué, ser más cicateros con unos que con otros.

A nuestro juicio, a Mª de los Reyes Fuentes le correspondería estar, por el contenido de su obra, es decir, por méritos propios, en unos escalafones superiores y, quizás, con algunos reconocimientos más de los que tiene. Y abro paréntesis aquí para títulos y honores que todos podemos ahora tener en mente. No ha sido así, y no creemos que sea por deméritos sino por olvidos, por esos, a veces, premeditados e imperdonables silencios que en torno a ella se crean. Y ojo, que no venimos ahora a descubrir a Reyes. A Reyes la conoce quien la tiene que conocer, sí, pero irremediablemente ha vivido en su obra y en sus propias carnes, esa exclusión que habita más de lo debido en los círculos intelectuales que, omitiendo a unos, manipulan y defenestran la realidad.

La poesía de Reyes, sin excepción, tiene un justificante. Reyes no ha escrito de más y se libró ella misma de ser monotemática, nos encontramos con una obra heterogénea que afortunadamente cambia de registros
-aunque no de intensidad- y crea mirando a muchas direcciones. Maneja la denuncia, la historia y la protohistoria, el humanismo filosófico, el amor o la mística entre Dios y los hombres, aunque a veces esa mística se vuelva raciocinio puro y siente a Dios en el banquillo de los interrogatorios.

Entroncando con la más pura dinastía sevillana, su poesía tiene una proyección íntima pero también cósmica, ya que todos podemos identificarnos con ella, pero siendo su voz profunda y brava, al no estar reeditada ni revisada su obra, no ha podido ser apreciada como merecería. Quizás Reyes sepa más que nadie de silencios, de interrogantes y de olvidos.

Tenemos la esperanza que este acto, patrocinado por el Instituto de la Cultura y las Artes, del Excmo. Ayuntamiento de Sevilla, cuya Delegada de Cultura, Dña. Mª Isabel Montaño, preside, y coordinado por la Asociación de Críticos y Escritores Andaluces, a la que pertenezco, cumpla su misión de recordar y sacar a la luz ante nuestras autoridades, esta voz que no ha tenido –a nuestro entender- el suficiente predicamento.

Venimos pues, para difundir el legado literario de Reyes sabiendo que no quedaremos indiferentes ni mucho menos defraudados. Desde sus emperadores de la Bética a sus coros del juego sucio, o de los cobardes, o al de los hombres mínimos, su voz se hace guerrilla y vuelve de la canalla a sus monólogos, por si nos atrevemos a asomarnos a los precipicios que habitaron su frente. Ella tenía la miel en los labios y el pozo de Jacob para bebérselo de un sorbo… Su revisión formal no sería solamente justa sino también necesaria.

OBRA POÉTICA

De mí hasta el hombre, Col. Caleta, Cádiz, 1958.

Sonetos del corazón adelante, Col. Alcaraván, Arcos de la Frontera, 1960.

Elegías de Uad-el-Kebir, Excmo. Ayuntamiento de Sevilla, Sevilla, 1961.

Romances de la miel en los labios, La Muestra, Entregas de Poesía, Sevilla, 1962.

Elegías Tartessias, Colección, Marina, La Editora Comercial, Orense, 1964.

Oración de la verdad, Col. La Venencia, Jerez de la Frontera, 1965.

Acrópolis del testimonio, Excmo. Ayuntamiento de Sevilla, Sevilla, 1966.

Concierto para la sierra de Ronda, Cuadernos de María José, Málaga, 1966.

Pozo de Jacob, Excmo. Ayuntamiento de Sevilla, Sevilla, 1967.

Fabulilla del diamante salvado, Ayuntamiento de Málaga, 1975.

Motivos para un anfiteatro, Editora Nacional, Madrid, 1970.

Elegie andaluse, Edizioni Cias, UNESCO, Roma, 1971

Misión de la palabra, Antología. Publicaciones de la Universidad de Sevilla, Sevilla, 1972.

Apuntes para la composición de un drama, Col. Ángaro, Sevilla, 1975.

Aire de amor, Col. Adonais, Ediciones Rialp, S. A., Madrid, 1977.

Jardín de las revelaciones, Col. Esquío, Ferro, 1985.

Meditaciones ante el Aljarafe, Ixbiliah, Castillejo Editores, 1999.

Obra poética (1958-1999), Col. Esquío, Ferrol, 2002.



Recogida en:



Historia y Antología de la Poesía Española, edición de Federico Carlos Sáinz de Robles, Editorial Aguilar, Madrid.

Storia Letteria Spagnola, editorial Valmartina, Florencia.

Los mejores versos de amor, Editorial Simón Latino, Buenos Aires.

Panorama poético español, edición de Luis López Anglada, Editora Nacional, Madrid.

Poeti sivigliani di oggi, de Vicenio Josia, Roma.

La mujer en España, edición de C. Campo Alange, Editorial Aguilar, Madrid.

Poesía Femenina Española, edición de Carmen Conde, Editorial Bruguera, Barcelona.

Poesía Amorosa Contemporánea, edición de Carmen Conde, Editorial Bruguera, Barcelona.

Los derechos del hombre en la poesía hispánica contemporánea, edición de Manuel Mantero, Editorial Gredos, Madrid.

Quién es quién en Poesía, Asociación Prometeo de Sevilla.

Enciclopedia de Andalucía,

Diccionario de Autores, quién es quién en las Letras Españolas, Biblioteca del Libro.

Panorama Antológico de Poetisas Españolas, edición de Luzmaría Jiménez Faro, Ediciones Torremozas, Madrid.

Poesía Sevillana 1950-1990, edición de Pedro Rodrígez Pacheco y Javier Sánchez Menéndez, editorial Muñoz Moya y Montraveta, editores, Sevilla.

Personalidades, Pigmalión S. A.

Litoral Femenino. Torremolinos, Málaga

Quién es quién en las Letras Españolas, Instituto General del Libro, Ministerio de Cultura.

Who´s is who in the World, Marquis, Chicago.

The World Who`s Who of women, International Biographical Centre Cambridge

International Register Biographies, Universidad Intelliggence Data of America.

Algunos enlaces con páginas que hablan de María de los Reyes Fuentes

http://www.andalucia.cc/viva/mujer/antologia/maria_delos_reyes.pdf

http://www.poemasde.net/poemas-de-maria-de-los-reyes-fuentes/

http://www.poemascorazon.com/poesia/flores-tardias-maria-de-los-reyes-fuentes.html

http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=2411184

http://www.abcdesevilla.es/hemeroteca/historico-15-02-2003/sevilla/Sevilla/maria-de-los-reyes-fuentes-(poeta)-sevilla-es-un-sitio-donde-se-ha-recogido-el-universo-(2)_147399.html

http://cordoba.abc.es/hemeroteca/historico-08-11-2005/sevilla/Opinion/maria-de-los-reyes-fuentes-poeta_612142784112.html

sábado, 13 de febrero de 2010

Rafael de León, poeta


He comprado tres puñales
para que me des la muerte...

El primero, indiferencia,
sonrisa que va y que viene
y que se adentra en la carne
como una rosa de nieve.

El segundo, de traición;
mi espalda ya lo presiente,
dejando sin primavera
un árbol de venas verdes.

Y el último acero frío,
por si valentía tienes
y me dejas, cara a cara,
amor, de cuerpo presente.

He comprado tres puñales
para que me des la muerte...


Rafael de León (Sevilla, 1908-Madrid, 1982) fue poeta y escritor de coplas. Sus versos han sido cantados por los grandes artistas de la canción, la copla y el flamenco. En otro lugar de este blog lo hemos mencionado como uno de los grandes de las letras andaluzas, a pesar de que ha sufrido el olvido, como ocurre con tantos otros escritores y artistas en general.

martes, 2 de febrero de 2010

1810, las Cortes de Cádiz, la Isla de León y "El asedio"








He recogido esta reseña de Blog de Libros:

Título: El asedio
Autor: Arturo Pérez-Reverte
País: España
Año de publicación: 2010

El asedio es la nueva novela de Arturo Pérez-Reverte. El autor es uno de los nombres más destacados de la narrativa española contemporánea. Durante buena parte de su vida se dedicó al periodismo, trabajando, entre otras cosas, como corresponsal de guerra, hasta que finalmente abandonó esta actividad para dedicarse de lleno a la literatura. Algunas de sus obras más reconocidas son La carta esférica, El capitán Alatriste, La tabla de Flandes y El Club Dumas. Sus novelas le han reportado una enorme popularidad, han sido traducidas a 25 idiomas y algunos de sus libros han sido adaptados al cine.El asedio es una historia que tiene lugar en la Cádiz de 1812, una ciudad culta y abierta al mundo pero que sufre las consecuencias de la Guerra de lndependencia. Diversos personajes se relacionan entre sí como si la ciudad fuera un inmenso tablero de ajedrez.Respecto de El asedio dijo el mismo Pérez-Reverte: “Escribo lo que veo, lo que leo y lo que soy. No es una novela histórica ni sobre la guerra de Independencia. Es Asedio una novela llena de peripecias; hay un enigma central de tipo científico, un desafío que planea por toda la historia. Transcurre en el Cádiz del asedio francés, pero es una novela de personajes, de varios personajes con distintas historias cuyas vidas se van cruzando y cuyas actitudes y conflictos enlazan directamente con ahora. (…) Cada tema tiene un personaje que representa una parte de la historia; se van cruzando, todos convergen. Están todas mis novelas que he escrito están aquí”.

Como véis, he ilustrado esta reseña con fotografías de San Fernando y de Cádiz, lugares donde se desarrolla la obra de Pérez-Reverte. El Teatro de las Cortes de San Fernando, que acogió a las Cortes durante la invasión napoleónica, es un edificio muy normal, que estuvo tan abandonado en una época que llegó a convertirse en un bingo. Por su parte, el Oratorio de San Felipe Neri, en Cádiz, siempre ha conservado su aire majestuoso y en su fachada están los medallones que recuerdan su importancia histórica en relación con la Constitución de 1812. Además, os he añadido una fotografía de la calle Real de San Fernando hace años, cuando todavía había tranvía. En estos momentos, esta calle está de obras de punta a punta...para hacer un tranvía.
La conmemoración del Diez, este año que ha empezado, y del Doce, pueden ser buenos motivos para visitar la ciudad de Cádiz y hacer un recorrido tanto por los lugares constitucionalistas como por los que recuerdan la invasión napoleónica, repartidos en el camino entre Sevilla y Cádiz. El Puente Zuazo, por el que no pudieron pasar los franceses, así como los fuertes que se sitúan enmedio de los esteros de la bahía, guardan las huellas del pasado.
Aún no he leído, obviamente, el libro de Pérez-Reverte, pero espero hacerlo cuando llegue a las librerías, parece que de inmediato. Nos hemos puesto en contacto con la oficina de este escritor y está invitado a venir al Instituto. Esperamos poder daros la noticia de su venida en cuando su ajetreada agenda lo permita.