martes, 12 de octubre de 2010

El hombre de la voz trémula


Carlos Alsina acaba de definirlo así en "La Brújula" de Onda Cero. La muerte del actor Manuel Alexandre ha llegado hoy en forma de noticia triste. Se recuerdan sus películas y sus obras de teatro, sus papeles estelares y secundarios, su perfecta adecuación a todos ellos, el temblor especial de su voz, que le dio carácter...No estaba destinado a ser actor pero las cosas son así. Nosotros, en mi casa, lo conocemos bien. Hemos seguido durante muchos años sus actuaciones y hace tiempo, cuando podía verse teatro en la televisión, Alexandre fue un visitante de nuestras noches. En sus películas encontramos un poco de todo, humor, tragedia, costumbrismo, realismo, casi de todo. Se despidió hace poco en un homenaje, aunque puede decirse que, a sus noventa y dos años, ha muerto con las botas puestas. Dijo: "Me emociona pensar que un día he podido divertiros con mi trabajo". Humilde hasta el final esta frase denota la grandeza de quién no necesita halagos.

En nuestro SUM puede verse cine estupendamente. Quizá haya profesores que busquen por ahí películas de Alexandre (inolvidable "Atraco a las tres") y así las hagan llegar a sus alumnos. El cine es un arte que merece la pena conocerse, que te enseña y ayuda. Es, además, un recurso didáctico de primer orden. Es importante recordar que esa posibilidad está a nuestro alcance en el Instituto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Realiza tu comentario dentro del respeto y la corrección.