miércoles, 25 de noviembre de 2009

Antonio Muñoz Molina en Sevilla



Antonio Muñoz Molina ha escrito un nuevo libro que ya puede verse en las librerías. Se llama "La noche de los tiempos", un título algo curioso, pues hay otro libro que se llama así y otro más (de Lovecraft) que se llama "En la noche de los tiempos".

Antonio Muñoz Molina lleva muchos años escribiendo libros y también ejerciendo de articulista. A mí, personalmente, me ha atrapado siempre más esta segunda faceta. Considero que en el artículo se mueve como pez en el agua y hay tantísimos articulistas que no te animan a leer los artículos enteros, que me parece un hecho muy importante. Empezar un artículo suyo es acabar de leerlo y esto es mucho más de lo que puede decirse de muchos, muchísimos escritores de periódicos.

En este caso, ha pasado del artículo de dos folios a un libro de 958 páginas. Así como suena. El libro está dedicado a "Elvira", a quien todos conocemos, su segunda mujer, Elvira Lindo, escritora de éxito a quien debemos la entretenidísima serie de libros sobre Manolito Gafotas que a mí me gustan una barbaridad. También tiene otras cosas, otras novelas muy interesantes y, como le ocurre a Muñoz Molina, Lindo es muy buena articulista.

Bien, pues este libro es, para mí, el mejor que ha escrito Muñoz Molina y creo que los he leído todos. Es un libro sorprendente, no sólo porque veamos circular por sus páginas, junto a personas de ficción a otros que son históricos y que forman parte del entramado de la novela sin problema alguno. No sólo por eso. También porque sus ideas no suenan a viejas, lo que se sustenta en sus palabras no suena a manido, a lugar común, a tópico, a lo de siempre, al lenguaje (tendré que decirlo aunque me molesta esta frase tan desvirtuada) de lo "políticamente correcto".

No desvelaré su argumento, que cualquiera puede conocer en las reseñas que saldrán del libro. Baste decir que, leyéndolo, le entran a una ganas de escribir. Porque las palabras atraen a otras palabras. Porque la formidable arquitectura en torno a la palabra que hace el autor en este libro es capaz de moverse en direcciones diferentes, como un enorme edificio cuyos cimientos fueran placas que se balancearan sin derrumbarse. La formación en Historia del Arte del autor está presente también en el libro y su conocimiento claro de la vida en Estados Unidos, porque comparte residencia en Madrid y en Nueva York.

Un libro riquísimo en todos los aspectos. Os lo recomiendo para estas Navidades. A vosotros, lectores de este blog que no tenéis cara, ni nombre, pero que, seguramente, sois capaces de entrar sin problema en el mágico mundo de la palabra escrita.

Esta noche está Muñoz Molina en Sevilla presentando su obra. Me gustaría saber qué le ha llevado a escribir precisamente este libro. La respuesta a esta pregunta puede ser también la respuesta a una existencia entera, al menos eso pienso. Muñoz Molina estará en el Aula de Cultura de ABC, que dirige Fernando Iwasaki, quien estuvo en nuestro Instituto el curso pasado, hablándole a los alumnos del placer de leer y el placer de escribir, en una charla que les dejó muy impresionados y que se recoge en el próximo número de "Hojas Libres" que saldrá impreso en pocos días. Iwasaki ya trajo a Muñoz Molina a este mismo espacio cultural cuando el escritor presentó su obra "Ventanas de Manhattan" en el año 2004.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Realiza tu comentario dentro del respeto y la corrección.